sec-reposera

El vestido contra el acoso que mide cuántas veces tocan a una mujer

Se trata de una prenda diseñada para concientizar sobre el acoso en los boliches

Un estudio centrado en Brasil revelaba hace poco que el 42% de las mujeres reconocían haber sufrido acoso sexual en algún momento de su vida. Aunque estas cifras son una realidad para muchos otros países, lo cierto es que en Brasil el nivel de abusos sexuales alcanza nuevas dimensiones.

Las cifras aumentan cuando se estrecha el cerco a los boliches, donde el 86% de las brasileñas han sufrido acoso, según un estudio realizado por la ONG feminista Think Olga.

Por ese motivo, la firma de refrescos Schweppes hizo equipo con la Agencia Ogilvy en Brasil para lanzar una campaña que visibiliza esta creciente problemática. Bajo el nombre “el vestido del respeto” el especialista en desarrollo tecnológico, Nagib Nassif, diseño una prenda forrada con sensores y Schweppes entregó el vestido a tres mujeres distintas para que lo llevaran puesto en un boliche de São Paulo.

A pesar de que, tal y como demuestra el video, las tres mujeres pedían reiteradamente que no se les tocara, en 3 horas y 47 minutos les metieron mano 157 veces, es decir, cerca de 52 veces a cada una de ellas. En términos de tiempo, entre las tres fueron tocadas sin consentimiento 40 veces por hora.

El anuncio busca, según sus creadores, generar conciencia social sobre una problemática que no deja de crecer, al mismo tiempo que motivar la diversión desde el respeto. “La iniciativa busca que la gente vea una realidad y observe desde una perspectiva más cercana hasta qué punto las mujeres son acosadas”, explica en el video Nassif.

El experimento no ha pasado desapercibido en las redes sociales y mientras que en Youtube ya lo han visualizado más de 30.000 personas, su alarmante resultado se ha hecho viral en Twitter, recibiendo miles de comentarios de diferentes partes del mundo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo