sec-reposera

El Palacio Minetti mantuvo en vilo a cientos de curiosos

Una verdadera rareza se pudo divisar este jueves al mediodía en el cielo que bordea al Palacio Minetti, edificio emblemático de la peatonal Córdoba. Se trató de una extraña luz ubicada justo entre los brazos de las estatuas que vigilan desde lo alto. El fenómeno fue derecho a los R-Files, que busca explicarlo todo, hasta lo que no tiene explicación.

Misterioso fenómeno en el Palacio Minetti

¿Qué es la extraña luz que se ve entre los brazos de las estatuas del edificio?

Posted by RosarioPlus on jueves, 1 de febrero de 2018

El primero de los misterios expuestos por R-Files convocó a cientos de rosarinos, que seguramente a esa hora no tenían nada mejor que hacer, a un debate interminable y a una búsqueda desesperada por comprender lo que estaba sucediendo. Las hipótesis arrojadas fueron varias: que se trataba de "un arco voltaico", que era el reflejo del sol en el bronce de las estatuas y hasta algunos se animaron a hacer chistes con que el fenómeno extraño es que haya luz" (teléfono para la EPE). Otros, irrespetuosos, intentaron dar a entender que simplemente se trató de una jugarreta de Rosarioplus.com, hecho que por ahora no desmentiremos ni confirmaremos.

Además, hubo quienes esbozaron teorías escalofriantes sobre un "portal dimensional" y "ejércitos de monstruos asesinos" y algunos simplemente lo relacionaron con el insoportable calor que azota a la ciudad por estos días. Inclusive algunos llegaron más lejos y se trasladaron hasta el edificio en busca de una respuesta que calme el total desconcierto causado por esa extraña luz. 

Fue el primero de los misterios, pero pronto llegará una serie de investigaciones que tendrá como premisa visibilizar aquellos fenómenos sobrenaturales que se dan cita en los rincones más remotos de la ciudad y que pasan desapercibidos diariamente por los transeúntes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo