Dos gemelos compararon sus cuerpos luego de un experimento alimenticio

Se llaman Ross y Hugo Turner, pero luego de algunas de expediciones a los lugares más remotos e inaccesibles del planeta, son conocidos como "The Turner Twins". De hecho hasta tienen dos récords mundiales por ser parte de la tripulación más joven de cuatro hombres en remar en el Atlántico y los primeros gemelos en hacerlo en cualquiera de los océanos del mundo, después de su éxito en el Océano Atlántico en 2011.

Pero ahora se les ha ocurrido un nuevo reto en el que necesitaron poner el cuerpo para llevarlo a cabo: comparar la dieta vegana con la omnívora. Y aunque pueda parecer un reto simple, los resultados fueron muy reveladores, ya que al ser genéticamente idénticos y con condiciones físicas muy similares, eran perfectos para el experimento.

Durante doce semanas uno de ellos llevó una dieta estrictamente vegana y el otro una omnívora, con similares calorías. En paralelo, ambos llevarían a cabo un plan de entrenamiento físico y se les controlarían métricas básicas de salud como el peso, el colesterol y la masa muscular. 

Hugo, el que había optado por la dieta vegana, perdió peso y su índice de grasa corporal se redujo considerablemente. Aseguró que sus niveles de energía crecieron y que se sintió significativamente más activo durante sus sesiones de gimnasio a la hora del almuerzo, en comparación con su rutina típica. Sin embargo, este gemelo notó una excepción: su libido disminuyó bruscamente.

Su hermano Ross, que estuvo comiendo una dieta omnívora, aumento de peso por el incremento de masa muscular, de la que ganó cerca de 4,5 kilos y sus niveles de colesterol se mantuvieron estables. 

Lo llamativo del experimento, mas allá del cambio en el aspecto de cada uno, fue que en ambos casos les disminuyó su diversidad microbiana, lo que supone una menor capacidad de recuperación contra enfermedades.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo