Color y dolor latinoamericano en la primera muestra de Guayasamín en Rosario

Este viernes el Museo de la Memoria dejó inaugurada la muestra De la inocencia a la ternura del reconocido artista plástico de Ecuador Oswaldo Guayasamín, que cuenta entre sus obras retratos de Ernesto Che Guevara, a quien el autor admiraba, y en el marco de la celebración 90 veces Che.

La exposición refleja lo más representativo de las obras del artista, quien se veía comprometido con la sociedad y la riqueza cultural de los pueblos ancestrales de América, cuestionaba las injusticias que se suscitaron en diferentes momentos históricos, pero también muestra la esperanza de un porvenir en el que los pueblos estén hermanados.

Se exponen pinturas de caballete, dibujos, acuarelas y obra gráfica, representativas de los colores más cálidos en la pintura de Guayasamín, poniendo en relieve el mensaje de la serie Mientras viva siempre te recuerdo o La Ternura, a la que él llamaba su “tercera sinfonía”, la cual aborda temas como el amor de madres e hijos, la inocencia de los niños y el amor de pareja como una luz de esperanza para la humanidad en el futuro.

Sus hijos Berenice y Pablo, son quienes difunden su obra a través de la Fundación Guayasamín para difundir las ideas latinoamericanistas de Oswaldo. Pablo contó a Rosarioplus.com que “es la primera vez que su obra se expone en Rosario y es una alegría poder hacerlo en esta cuna de artistas, deportistas y del Che Guevara, a quien él no conoció pero admiró tanto por su lucha”.

Oswaldo Guayasamín fue declarado Pintor de Iberoamérica por la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en 1999. Ha tenido una estrecha relación de amistad con Argentina y su pueblo.

El artista y muralista tuvo un sueño, de crear La capilla del hombre, la que buscaba convocar a meditar sobre las raíces culturales en la época de la colonia, y recordar que los hombres somos hermanos, ya que "cuando nació fue la primera guerra mundial, luego la segunda, la bomba atómica, todas las dictaduras del continente, por las que fue atravesado en su disconformidad del hombre contra el hombre".

Para que esta capilla se hiciera realidad, convocó a los músicos más resonantes de Latinoamérica a cantar en su ciudad, Quito, donde participaron muchos argentinos, entre ellos Fito Páez, León Gieco y Mercedes Sosa, y así se realizó el famoso recital Todas las voces, todas, recordó Pablo con orgullo de hijo que continúa difundiendo su legado.

Guayasamín fue amigo del coleccionista y mecenas Juan Bautista Castagnino y del artista Antonio Berni, ambos rosarinos, por lo que Pablo aseguró que "en cuanto se termine de mostrar la muestra, con Berenice conoceremos el río, la ciudad y el museo Castagnino para absorver la cultura argentina". 

Su padre también fue amigo de importantes personalidades del mundo, y ha retratado a algunos de ellos, como Atahualpa Yupanqui y Mercedes Sosa, Fidel Castro, François Mitterrand, Pablo Neruda, Gabriel García Márquez, Rigoberta Menchú, el rey Juan Carlos de España.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo