sec-reposera

Cinco películas para disfrutar del carnaval sin moverte del sillón

Imagen de la película "Río"

Con el carnaval, los colores, la música y los disfraces toman las calles en distintos puntos del planeta. Sin embargo, si tu intención para este finde largo es tirarte en el sillón y sólo moverte para buscar comida, te proponemos cinco películas sobre los carnavales que muestran su esencia festiva y en algunos casos cuentan algo de su historia.

Luna de Avellaneda (Juan José Campanella/Argentina/2004)

Es el año 1959 y el Club Social y Deportivo Luna de Avellaneda de Buenos Aires está en el momento de su mayor esplendor. Sobre todo durante los Carnavales, uno de los momentos más esperados por los socios del club. Precisamente ese mismo año y durante esa celebración nace Román Alberto Maldonado, que es declarado socio vitalicio del club. Luego de 40 años, el Luna de Avellaneda debe atravesar por una crisis que pone en peligro su existencia: se sostiene a duras penas, y de tener miles de socios pasó a tener una escasísima cifra de abonados. Además, recibe una multa por no haber presentado los balances de los últimos quince años. El presidente del club sigue siendo Don Aquiles, uno de sus fundadores, pero el hombre que dirige el día a día es el propio Román. Al parecer, la única que les queda es que se convierta en un casino, algo que está muy alejado de los ideales de los que fundaron el club. Así, sus descendientes se debatirán entre la posibilidad de salvarse a cualquier precio, entre ellos la promesa de tener un puesto de trabajo en el casino, o la de reencontrarse con aquellos sueños.

Río (Carlos Saldanha/Estados Unidos/2011)

La película está ambientada en la ciudad brasileña de Rio de Janeiro durante su mayor y más popular fiesta: el Carnaval. Blu es un pájaro de la especie de los guacamayos que ha crecido en un pequeño pueblo de Minnesota en Estados Unidos, y un día se entera que es el último espécimen macho de su especie. Es entonces cuando Blu y su dueña, compañera y protectora Linda, deciden ir a RIO para conocer a Tulio, un excéntrico experto en pájaros, y a Perla, un guacamayo hembra en Rio de Janeiro. Pero las cosas no salen todo lo bien que hubieran deseado. Mientras Blu y Perla se están conociendo, unos traficantes de pájaros entran en el laboratorio de Tulio y los secuestran. Con el animado y colorido carnaval de Río como telón de fondo, esta dispar pareja de guacamayos se verá obligada a permanecer juntos y trabajar en equipo para conseguir recuperar su libertad. 

Orfeo Negro (Marcel Camus/Brasil/1959)

Es a partir de la figura de Vinicius de Moraes que hay que hablar de Orfeo Negro, una de las películas fundamentales del cine de Brasil. El guión de Vinicius consiste en una traslación del mito griego de Orfeo al Carnaval de Rio de Janeiro. La historia tiene a la joven Eurídice recién llegada a Río para visitar a su prima, que vive en una favela. En un momento conoce a Orfeo, chofer de un tranvía, que tiene bien ganada su fama de conquistador gracias a su talento musical. el romance entre ambos no será fácil ya que hay una tercera en disputa, y porque además son tiempos de carnaval en donde las emociones se encaraman. Lo que se puede ver es un registro del carnaval de Rio que poco tiene que ver con el mega evento de hoy en día (sin el sambódromo, que fue inaugurado en 1981). En esta película todo se desarrolla en las calles, al ritmo del samba, bailes callejero. el enorme suceso de esta película, ganadora del Festival de Cannes y del Oscar a Mejor película extranjera, cooperó para que el Carnaval de Río se convirtiera en uno de los más famosos del mundo.

Casanova (Federico Fellini/Italia/1976)

De todos los carnavales europeos el de Venecia es el más legendario y enigmático, convertido hoy en día uno de los principales atractivos de la asombrosa ciudad italiana.Se cree que comenzó a celebrarse en el siglo XIII, llegando a su apogeo en el XVIII con el uso de los trajes y las máscaras que hoy lo caracterizan, utilizados por la aristocracia para mezclarse con el pueblo y liberar de una vez sus pasiones reprimidas. Este fue el escenario ideal para Giacomo Casanova, el aventurero que exploró la intimidad de las damas de la nobleza en varias capitales de Europa. En 1976 Federico Fellini recreó las memorias de Casanova sirviéndose de todo el colorido y la ingeniería del Carnaval de Venecia. La película comienza con una recreación grotesca y exuberante de esta festividad, subrayando su esencia sexual y devolviéndolo a su origen pagano en desmedro de su carácter religioso. nadie inventó el carnaval, pero bien podría uno imaginarse a Fellini creando el de Venecia. En 2003, a diez años de su muerte, la edición del carnaval estuvo inspirada en su obra.

Jugadores con Patente (Luis Ara y Federico Lemos/Uruguay/2013)

El único documental que integra esta lista es esta producción uruguaya de 2013, que reúne a las dos máximas pasiones del pueblo uruguayo: el carnaval y el fútbol. Aquí hay dos figuras deportivamente antagónicas. Ellos son Álvaro Recoba y Antonio Pacheco, capitanes de Nacional y Peñarol, los equipos protagonistas de uno de los clásicos más intensos del fútbol mundial, rivalidad que queda a un lado cuando llega el carnaval y ambos se asocian para gestionar a la murga “Asaltantes con patente”. La película registra la pasión con que los murgueros preparan su presentación en el Teatro de Verano, un momento para ellos solo comparable con el clásico futbolero. Pero queda a la vista que la murga tiene cosas que el fútbol no puede ofrecer: el colorido, la música, el arte, el teatro y sobre todo la participación activa de la gente común. los uruguayos han sabido cultivar, enriquecer y defender su carnaval más allá de dictaduras y prohibiciones, y lo han convertido en un gigantesco retablo para desplegar su humor, su tristeza y sus posiciones políticas. Se enorgullecen con todo derecho de tener el carnaval más extenso del mundo con ediciones que llegar a las ocho semanas de duración. Para comprender su inmensa convocatoria habrá que agregar que en sus escenarios se venden mas entradas que en toda la temporada futbolística. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo