sec-reposera

Bacterias mortales se convierten en arte en un museo de la salud

Invisibles para el ojo humano, bacterias mortales pueden convertirse en obras de arte como demuestra el museo de la agencia estadounidense encargada de investigar y combatir desde el ébola a la gripe común.

El museo de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos resalta el valor de la salud pública a través de la prevención y ahora está en la presentación de una muestra muy particular. Se trata de "El Mundo de lo Invisible: Intersecciones entre el Arte y la Ciencia", muestra que explora lo que el ser humano es incapaz de percibir a simple vista pero podría matarnos y la forma en que se interactúa con esta realidad.

Ese mundo microscópico de células y bacterias, dice Judy Gantt, directora del Museo David J. Sencer de los CDC, se reúne en la obra de diez artistas de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, quienes interpretan a su manera este delicado mundo invisible y "exploran la ciencia como inspiración para sus obras".

Elementos de la biología, la microbiología y el mundo microscópico se transforman en esculturas y pinturas, videos, secuencias fotográficas o propuestas menos tradicionales con técnicas en las que algunos artistas usaron las propias bacterias y virus.

Por ejemplo, en "Collisions" (Colisiones), la artista Amie Esslinger, natural de Atlanta (Georgia), donde están las sedes de los CDC y del museo, utiliza papel, aluminio, madera, sílice o incluso pestañas postizas para recrear un mundo microscópico con claras referencias al pintor austríaco Gustav Klimt.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Germ wall, introduction of the AIDS epidemic and the Iron Lung! #cdc #ironlung #germs

Una publicación compartida de Andrea Bliss (@andreacbliss) el

La exposición, abierta hasta el 30 de agosto, es la última novedad de este museo afiliado a la red del Smithsonian y que en otra de las plantas de su amplio edificio documenta la devastadora gripe "española" de 1918, una pandemia afectó a un tercio de la población mundial y causó la muerte a más de 50 millones de personas, según datos de los CDC, aunque otras fuentes cuantifican las víctimas en 100 millones.

"Queremos que cuando la gente venga aprenda sobre la historia de la salud pública, pero también acerca de los distintos brotes que nos han afectado y hasta de cómo cuidarse para evitar enfermedades", explica su directora.

(EFE)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo