sec-juego

Central luchó hasta el final pero no marcó y se despidió de la Copa

Era un partido a todo o nada y Central lo disputó con lo que tiene, pero no le alcanzó. Fue un juego parejo en Brasil, sin demasiada acción en las áreas y mucha pierna fuerte. El Canalla lo perdió 1 a 0 simplemente porque no tuvo la eficacia de su rival, San Pablo. 

La postura de cada equipo quedó clara con apenas 10 minutos de juego. Cuando pudo tener la pelota Central eligió cuidarle con pases laterales, sobre todo con Ortigoza y Gil. San Pablo, en cambio, fue algo más incisivo y estuvo cerca de marcar el primero con Petros, que perdió una chance increíble. 

El local impuso las condiciones de juego y a los 20 tuvo otra clarísima. Al peligroso Nené le quedó un penal en movimiento, pero su remate fue contenido por Ledesma. Llamativa libertad para la figura de San Pablo, que recibió sin marca ante la mirada de los defensores de Central. 

Después del sofocón, Central se acomodó en el campo gracias al trabajo de Marco Ruben, quien como único delantero aguantó todas las pelotas que pudo y permitió que sus compañeros salgan del fondo. 

 

En el segundo tiempo Central se animó un poco más, evitó complicaciones en el fondo y generó una chance clara. Iban 12 minutos cuando Da Campo, Ruben y Pereyra combinaron para que este último rematara desviado. Fue la mejor jugada del Canalla. 

Pero San Pablo no estaba muerto. A los 15 minutos los brasileños volvieron a pisar el área auriazul y, con algo de fortuna, a Diego Souza le quedó la pelota servida para empujarla al fondo de la red. Era el 1 a 0 y un nuevo comienzo de partido. 

Con el correr de los minutos los ánimos se caldearon y hubo más pierna fuerte que buen juego. Central empujó con lo que le quedaba de energía y San Pablo metió hasta el minuto 95, incluso con demasiada agresividad (terminó con dos expulsados). 

Rosario Central se despide pronto de la Sudamericana con el deseo de que llegue el receso para barajar y dar de nuevo. Queda un compromiso, tal vez la posibilidad de un premio consuelo para irse al descanso con la frente en alto.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo