Con un penal de Scocco, Newell's le ganó bien a River

Newell's lo mereció por el buen juego y todas las oportunidades perdidas en el primer tiempo, pero el terco destino quiso que encontrara el triunfo a través de un penal muy dudoso que el árbitro Trucco sancionó en el despertar del complemento. Scocco no dudó y le dio a la Lepra un necesario triunfo ante River por 1 a 0.

La Lepra edificó la victoria en el primer tiempo, donde arrancó mejor y tuvo varias oportunidades claras de gol. Pero la impericia de sus delanteros y una buena respuesta del arquero millonario sostenían el cero en el arco visitante. Disciplinado y firme en defensa, intenso en la presión alta del mediocampo, el rojinegro le sacó la pelota a los de Gallardo y buscó rápido el arco rival.

La primera oportunidad llegó a los 12 cuando Maxi conectó un buen centro desde la derecha, pero definió mal y la tiró por arriba del travesaño. Un minuto después, Formica se escapó solo y en el mano a mano con Batalla tiró un débil disparo que murió en las manos del arquero.

Pero Newell's no aflojó y a los 16 volvió a estar cerca de romper el cero. Un buen cabezazo del defensor uruguayo Formiliano que Batalla, en una formidable respuesta, sacó de la ratonera y ahogó el grito de los miles de leprosos que llenaron el Coloso Marcelo Bielsa.

A los 23, llegó la más clara del primer tiempo para la Lepra. Lo tuvo primero Scocco pero una buena respuesta de Batalla le quitó la chance de gol. En el rebote, Maxi Rodríguez no pudo empujarla adentro, la pelota cruzó a lo ancho del arco y quedó en manos del uno del Millo.

La Lepra no bajó la intensidad pasada la media hora de juego y continuó atacando a River, que mostraba en defensa serios problemas en el retroceso y dejaba espacios que los delanteros leprosos supieron aprovechar. Formiliano lo tuvo de nuevo de cabeza tras un córner y, en la siguiente jugada, Formica eludió a un rival, pero definió exigido en el mano a mano con Batalla y la pelota pasó besando el palo.

River salió más decidido a atacar en el segundo tiempo y se paró unos metros más adelante, con la intención de buscar el arco del local. Pero Newell's siguió firme abajo y apostando por una salida rápida para sorprender al rival de contra.

Cuando la visita buscaba emparejar el trámite, llegó la polémica. Maxi entró al área y la pelota pegó en el hombro de Mayada. El árbitro Trucco juzgó que había sido mano y cobró penal. Ignacio Scocco se paró frente a Batalla y, como una revancha por las chances perdidas en el primer tiempo, le rompió el arco para abrir el marcador en la noche del Parque Independencia.

Después del gol los de Osella se pusieron el overol para aguantar a un River que se fue a buscar el empate. Pero al Millonario no le sobraba nada en ataque y la Lepra apostó por el contragolpe. Maxi Rodríguez casi amplía la cuenta a los 22, con un furioso remate tras un centro del recién ingresado Isnaldo. Entre Batalla y el travesaño impidieron el segundo gol rojinegro.

River se fue como una tromba, pero sin claridad y con pocas ideas para romper el cerco que le presentó un Newell's ya abocado a aguantar el resultado. Para colmo, la barra leprosa desató un festín de fuegos artificiales y el partido se detuvo, sacándole ritmo al Millonario.

Cuando el cotejo se reinició, los de Gallardo habían perdido ímpetu y Newell's se sentía cada vez más cómodo en su rol defensivo. Incluso, tuvo de contra un par de chances más para hacer más holgado el resultado. A esa altura, era merecido. Pero ni siquiera en la última gran pincelada de Fórmica pudo ampliar el marcador. Sin embargo, Trucco marcó el final y se desató la fiesta en el Coloso. Newell's ganó jugando bien y con autoridad para volver a meterse en la conversación.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo