A Central le faltó fuerza para hacer valer la localía

Central no fue más que un arranque electrizante. Con el correr de los minutos el Canalla se desinfló y se quedó sin fuerzas para quebrar al San Pablo, por lo que finalmente fue empate sni goles en el Gigante de Arroyito. Hubo un expulsado por lado y algunas situaciones, pero la igualdad, al final, fue justa. 

Formaciones

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Nahuel Gómez, Fernando Tobio, Óscar Cabezas y Alfonso Parot; Maximiliano Lovera, Maximiliano González y Federico Carrizo; Joel López Pissano; Fernando Zampedri y Marco Ruben. DT: Leonardo Fernández.

San Pablo: Sidao; Arboleda, Rodrigo Caio y Éder Militao; Regis, Jucilei, Petros, Valdivia y Reinaldo; Nené y Tréllez. DT: Diego Aguirre. 

Árbitro: Víctor Carrillo (Perú).

TV: Fox Sports.

Minuto a minuto

Arranque electrizante en Rosario, con dos equipos que mostraron intenciones de hacerse daño. En eso Central  estuvo cerca a los 9 minutos, con un cabezazo de Marco Ruben que fue posible gracias a un buen centro del inquieto Lovera. 

Maxi Lovera volvió a ser protagonista en el minuto 26, con un tiro libre que casi se mete en el ángulo. Sidao la descolgó de manera espectacular cuando parecía que el tiro libre del juvenil se metía. 

Cuando San Pablo crecía en el campo de juego y a Central le costaba horrores encontrar la pelota, el equipo brasileño se quedó con diez. Rodrigo Caio vio la roja por un codazo contra Marco Ruben, que quedó dolorido en el césped tras disputar la pelota con el mejor defensor rival.

En superioridad numérica, la primera para el Canalla fue para López Pissano. El joven combinó con Carrizo y castigó con zurda, pero el remate se fue apenas por encima del travesaño. 

No fue bueno el comienzo del segundo tiempo para el Canalla. San Pablo se plantó en la mitad de la cancha y disimuló la inferioridad numérica. Las imprecisiones de los medios auriazules impidieron que los de Fernández impongan condiciones. 

De cualquier manera, cuando iban 15 minutos Gómez lanzó centro y Ruben anticipó a todos. El cabezazo del 9, sin embargo, fue controlado por Sidao. Entonces la hinchada Canalla ya reclamaba "algo más". 

San Pablo respondió pronto con su mejor hombre: Nené. El experimentado le reventó el travesaño a Ledesma a los 18 de la segunda mitad. 

En el minuto 37 se fue expulsado Federico Carrizo. El Pachi vio la segunda tarjeta amarilla por un topetazo y entonces Central y San Pablo quedaron en igualdad de condiciones. 

El partido terminó sin goles, resultado que favorece levemente a San Pablo que ahora buscará hacerse fuerte en su estadio. A Central le faltaron herramientas y algo más de ambición, sobre todo cuando estuve 11 contra 10. En definitiva, fue un empate con gusto a poco para el auriazul.  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo