Central no jugó bien y lo pagó caro ante Patronato

Se terminó la buena racha. Rosario Central no pudo en Paraná ante un equipo más débil y que en el campeonato no tiene más tarea que intentar sumar la mayor cantidad de puntos posibles para seguir en Primera División. Al Canaya le faltó empuje y Patronato aprovechó una de las pocas que tuvo para festejar un 1 a 0 que deja a los de Coudet sin su invicto.

Fue un partido parejo en el que el local sacó ventaja por un erro de la defensa visitante. A Central le costó, no fue el de siempre, y pese a que puso lo mejor rara vez encontró el juego asociado que lo caracteriza y lo llevó a ser uno de los mejores equipos del país. Apenas tuvo claridad en el inicio del partido y luego, ya en desventaja, fue con lo que le quedaba pero sin demasiadas ideas. La más clara fue un remate de Larrondo.

Patronato hizo lo suyo en una cancha que le queda muy cómoda (leva 15 sin perder en su casa). Y golpeó en un momento clave. Se iniciaba el segundo tiempo cuando Alejandro Donatti rechazó defectuosamente un centro desde la izquierda y Telechea, que tiene alma de goleador, la pescó y convirtió el único tanto del juego. 

Después Central fue con todo. Coudet juntó a Ruben, Larrondo, Herrera, Delgado, Lo Celso y Colman. Nada fue suficiente. Acumular hombres en ofensiva no siempre es la solución. Rosario Central generó algunas que Bértoli se encargó de rechazar. Patronato se plantó firme de mitad de cancha hacia atrás y a Central no le alcanzó.

Tras un gran inicio de año el Canaya se encontró con un freno. Pocos imaginaban que el verdugo podía ser Patronato. Pero la acumulación de partidos y la falta de rotación son factores que tal vez afectaron a los de Coudet. A Central le costó hacer su juego y pagó caro un error. Ahora le queda recuperarse pronto para volver a ganar en la Libertadores y acomodar sus chances de clasificar.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo