sec-juego

Central dio vuelta un partidazo y jugará la semifinal de la Copa Argentina

Otra vez, la Copa Argentina le dio aire a Rosario Central. Y especialmente a Paolo Montero. El Canalla tenía todo para perderlo pero finalmente lo ganó. Con más ganas que juego rindió otra prueba de caracter en el partido más emocionante del año para finalmente convertirse en semifinalista del certamen. Fue 3 a 2 con goles de Camacho, Carrizo y Zampedri.

Formaciones 

Rosario Central: Diego Rodríguez; Paulo Ferrari, José Leguizamón, Fernando Tobio y Alfonso Parot; Federico Carrizo, Mauricio Martínez y Washington Camacho; Joaquín Pereyra; Germán Herrera y Marco Ruben. DT: Paolo Montero.

Godoy Cruz (Mendoza): Leonardo Burián; Cristian Báez, Diego Viera, Leonel Galeano y Facundo Cobos; Guillermo Fernández, Gastón Giménez, Juan Andrada y Fabrizio Angileri; Juan Garro y Santiago García. DT: José Mauricio Larriera.

ÁRBITRO: Ariel Penel.

Minuto a minuto

Central se paró con variantes respecto de su última presentación. Lo más llamativo fue la aparición del joven Joaquín Pereyra entre los titulares para generar fútbol en la mitad de la cancha. Tobio y Parot reaparecieron en la defensa. 

Iban apenas once segundos cuando Fernando Tobio se vio obligado a bajar a Santiago García en el borde del área. Aunque el marcador central auriazul intentó barrer la pelota, no hizo más que castigar al delantero rival y el árbitro le mostró la roja directa.

La tarde no era la ideal y, para colmo para Central, pronto llegó el gol del Tomba. García definió con violencia con un remate bajo que dejó sin chances a Rodríguez para establecer el 1 a 0 cuando iban nada más que seis minutos. Luego del tanto, Montero puso a Santiago Romero por Joaquín Pereyra.

Central no encontraba los caminos pero igualmente se las arreglaba para "sobrevivir" en el partido. Y a los 38 se encontró con una inmejorable chance. Viera le cometió penal a Herrera, pero Marco Ruben, que para nada tiene un buen semestre, lo desperdició. Su remate no fue certero y Burián voló hacia su derecha para quedarse con la pelota. 

Fabrizio Angileri trajo a los 42 minutos otra pálida para Central. El volante ganó de arriba contra Romero y puso la pelota en el ángulo ante un Rodríguez que nada pudo hacer. Era el 2 a 0. 

En el complemento Montero puso a Zampedri para que sea el "faro" dentro del área rival. Y entonces comenzaron a llover los centros. Uno de ellos, a los 16 del complemento, cayó en el pecho de  Carrizo que habilitó a Camacho. El uruguayo metió un zurdazo que sirvió para descontar: 2 a 1. 

A los 27 del complemento los equipos quedaron en igualdad de condiciones. "Pol" Fernández le entró durísimo a Mauricio Martínez y Penel, como había ocurrido en el primer tiempo, mostró la roja directa. Era el mejor momento de Central, que estaba decidido a aprovecharlo.

Iban 31 minutos cuando Carrizo se iluminó. El Pachi recibió un pase perfecto de Camacho y cuando el arquero le achicaba los espacios "pinchó" la pelota. El golazo tuvo suspenso hasta el final porque un defensor tombino despejó sobre la línea, aunque la pelota ya había entrado. Gran definición del número 8 para el 2 a 2.

Cuando a nadie le quedaba aire, Carrizo empezó a encontrar espacios. A los 39 el volante obligó a una volada de Burián que cacheteó la pelota al travesaño. Un minuto después, Mauricio Martínez también reventó el horizontal.

¿Merecía algo más Central? No quedan dudas de que al esfuerzo lo había hecho y las situaciones aparecieron. A los 43 minutos Zampedri le puso la cabeza a un centro de Carrizo y dio vuelta el partido. Hubo festejo, desahogo y polémica, porque el ex Atlético Tucumán estaba en posición adelantada aunque el línea no lo advirtió.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo