sec-juego

Un rosarino implementa una nueva metodología en el circuito de la ATP

Claudio Galasso es rosarino y uno de los preparadores físicos de mayor trayectoria dentro del circuito internacional de tenis. Después de varios años regresó a la ciudad para presentar una nueva metodología de trabajo en el Simposio Federal de Tenis que se llevó adelante por estos días en el salón Metropolitano.

Entre sus avales, Galasso cuenta con haber trabajado junto con Alberto Mancini, David Nalbandian, también conformó el cuerpo técnico del equipo de Copa Davis durante varias temporadas, así como la delegación a los JJ.OO de Atenas 2004. Además, fue preparador físico de la actual campeona olímpica en tenis individual, Mónica Puig de Puerto Rico.

En el Simposio el profesional volcó toda su experiencia con jugadores de elite y presentó una nueva metodología denominada “Entrenamiento Perceptivo-Cognitivo-Motor” que se centra en tres ejes fundamentales: la preparación física, la mental y la táctica.

“La nueva tendencia en circuito internacional es trabajar las capacidades de un jugador de manera coordinadas y en conjunto. Ya no se trabaja de forma aislada sino integrada”, explicó Galasso y agregó: “antes venía el coach y trabaja en lo suyo y por su cuenta, luego el preparador físico hacía lo propio, así como el psicólogo, luego”.

FBMD01000ac2030000831e00007c31000097330000d8380000d13f0000cd560000105f00008e620000bc68000019960000

Ese sistema de trabajo se está descartando para darle lugar a una planificación en conjunto de todas las áreas con objetivos en común. “Por ejemplo, un tenista debe entrenar su fortaleza mental, resistencia aeróbica y técnica, tal como si estuviera jugando un partido”, detalló Galasso y agregó: “Para tal fin, todo el cuerpo técnico del jugador se debe reunirse con anterioridad para planificar la semana”.

Por su parte el preparador físico también detalló que con este sistema se introduce el concepto de “fuerza-agilidad” por el que la resistencia, velocidad y potencia se trabajan de manera combinada para desarrollar la fuerza necesaria a usar en el momento del golpear la pelota y aplicarla de acuerdo a la situación que deba resolver durante el partido.

El tercer punto tiene que ver con una labor combinada de cada área, pero dentro de la cancha tal como si fuera una situación de competencia, no de manera aislada en el gimnasio o en un consultorio. “En la cancha el jugador debe percibir las señales de su entorno, de dónde y a qué altura viene la pelota, efectos, intenciones, entre otras tantas, conectado con la parte cognitiva para saber resolver lo que debe hacer. Es una tarea mental que debe resolver el tenista en poquísimo tiempo. Mientras sigue jugando hace concurrir el aspecto motriz con la lectura de lo que pasa alrededor -aspecto perceptivo- y llegar a la toma de una decisión”.

“Toda esta preparación hace que los tensitas en la actualidad deban ser más inteligentes a la hora de tomar una decisión, porque desarrollan la capacidad de anticipación. Esta es la potencialidad que tenemos de leer lo que el otro jugador va a hacer y así anticiparse en los movimientos, aspecto totalmente modificable”, concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo