Roller derby: cuando el espíritu de equipo va sobre patines

No es rugby ni patinaje artístico, pero tiene un poco de ambos. ¿De qué se trata el roller derby? Hay dos equipos de cinco que se enfrentan en una pista ovalada mientras patinan. La clave es el trabajo en equipo y el compañerismo. Aunque en otros países del mundo ya es un deporte instalado, en la Argentina la movida es incipiente, con equipos autogestionados en todas las provincias, y en Rosario las Mad Monkeys le ponen garra en playones de parques y clubes de barrio.

Se podría decir que es un deporte “under” todavía, aunque las 15 integrantes del equipo local aseguran que “la búsqueda es practicar en algún club y seguir sumando gente”.  Es un deporte en donde las mujeres parecen ser mayoría. Las Mad Monkeys son uno de los tres equipos existentes en la ciudad. Sofía e Ygnat fueron las gestoras de este grupo.

En diálogo con Rosarioplus.com, las chicas cuentan que “el deporte antes fue una especie de lucha libre femenina de exhibición, pero en el 2000 se profesionalizó con reglas en Estados Unidos, en 2010 en la Argentina". En Rosario llegó hace cuatro años "a partir de que algunas chicas trajeran la idea de hacer la liga Rosario Roller Derby". De allí surgieron dos grupos más”.

Mientras practican en el playón del parque España, entre los silos del Centro de la Juventud y el río, Rocío descansa y comenta que "es un deporte muy lindo por el alto compañerismo". Recuerda: "Yo no sabía patinar, entré hace poco, me enseñaron y me sentí integrada en seguida, cosa que no me pasó en otros deportes".

Mad Monkeys existe desde octubre de 2016, y la idea es que el deporte se siga desarrollando para tener un torneo propio local y también competir en otros torneos nacionales. En Buenos Aires está la selección masculina y la femenin, y hay un torneo de Roller Derby de Argentina, "al que hasta ahora no hemos podido entrar por falta de organización y de un espacio adecuado".

De las cinco jugadoras hay una que es la jammer (anotadora), y es la que debe hacer la carrera contra la jammer contraria para poder traspasar una pared hecha por las del otro equipo, mientras sus compañeras la protegen de ellos y enfrentan a su jammer. No se puede golpear a la cabeza, espalda ni pies, sólo golpear con el hombro o el pecho, y ahí radica la dificultad de no cometer infracciones.

“Nos autogestionamos con una cuota interna para invertir en equipos de seguridad, botiquín, y poder viajar para competir”, cuenta Ygnat. Sofía recuerda que “durante 2017 se entrenó para poder enfrentar a otros equipos”.

Caídas sí. Hay unas cuantas, y justamente por eso parte de las prácticas es aprender a no caer mal, y se usa protector bucal, casco, rodilleras, coderas y muñequeras especiales. Todo eso con los patines correspondientes –de dos ejes-, que no se consiguen fácilmente en Argentina.

Las Mad Monkeys entrenan en el club Carriego (Córdoba al 4700) los sábados, y dos veces en la semana en el playón al lado del Centro de la Juventud (Belgrano al 900). “La idea es entrenar en un club, como socias, para poder entrenar bien, y seguir sumando jugadoras que se animen a esta experiencia”, explica Sofía.

Por partido el deporte requiere siete árbitros, por la velocidad y simultaneidad con que suceden las cosas, pero ante la falta de ellos, las Mad Monkeys se indican mutuamente las faltas.

Cada jugadora tiene su número y su derby name, una especie de alter ego. El partido dura una hora de duración, dividida en dos tiempos de 30 minutos, pero se divide a su vez en jams (carreras cortas) de dos minutos. Al terminar cada jam hay recambio de jugadoras, dado el desgaste que requiere, y es por eso que si bien cada equipo tiene cinco jugadoras en la cancha, en el banco hay otras nueve listas para el recambio. Para practicar no hace falta saber patinar desde antes, pero sí ser mayor de 18 años.

Cada equipo tiene un coach y un bench, el bench es una especie de coach que mantiene la calma en el banco, mientras el coach mira el partido y decide quien entra y sale. Es difícil que el equipo tenga un coach constante, por fuera de un torneo, porque al ser un deporte autogestionado no hay dinero para que alguien haga el trabajo, y sin embargo a veces algunos coach de otras ciudades se han acercado a oficiar. “El derby tiene una fraternidad más fuerte que otros deportes, así que si viene alguien de roller derby de otra ciudad se le abre las puertas y entrena acá, y lo mismo en otros lados”, aclara Sofía.

A todas las personas interesadas en participar, pueden escribir un mensaje en la Fan Page Mad Monkeys Roller Derby.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo