sec-juego

¿Qué pasó realmente con los futbolistas de Boca?

El presidente de Boca, Daniel Angelici, aseguró que ignora qué ocurrió con los dos futbolistas del plantel profesional involucrados en un supuesto escándalo nocturno, pero aseguró que "averiguará" lo que sucedido.

"No hablé con nadie. Voy a averiguar para ver qué pasó", manifestó Angelici durante una entrevista con TNT Sports cuando fue consultado por el rumor que involucra a los colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios en una presunta fiesta realizada en un hotel porteño.

La versión que comenzó a circular este martes por la mañana indicaba que los dos integrantes del equipo dirigido por Guillermo Barros Schelotto participaron de una fiesta en un hotel porteño, con mujeres y algunos excesos.

Primero habló el abogado Miguel Angel Pierri, quien se presentó como defensor de Cardona y Barrios, para aclarar, en declaraciones a la radio AM 990, que se trataba de una "extorsión".

Luego, el propio Edwin Cardona, en diálogo con la misma emisora, salió a defenderse y desmintió la versión. "Estoy muy dolido y triste por todo lo que se está diciendo. Tengo esposa y tres hijas", manifestó el "10" de Boca.

"Es muy extraño todo lo que salió. Nunca en mi vida tomé un cuchillo. Las mujeres para mi son sagradas, jamás en la vida haría algo así", se defendió el colombiano sobre la acusación de haber amenazado a una mujer que participó de la fiesta.

El mediocampista "xeneize" agregó que acudió a ese hotel para cortarse el pelo con un "peluquero de toda la vida" que conocía a las mujeres involucradas y que él puede "atestiguar" que nada de eso sucedió.

Cardona desmintió todo en declaraciones radiales

"Nosotros con Wilmar no tuvimos nada que ver. En mi vida había visto a esas señoritas. El peluquero sí las conocía", aseguró el futbolista de la selección de fútbol de Colombia, autor de un recordado gol de tiro libre a River en el último superclásico, jugado en el estadio Monumental.

Por su parte, Barrios, en ESPN, también negó las acusaciones y se preocupó por sus familiares, enterados de la noticia. "No nos pueden demandar sin alguna prueba porque me causan problemas a mí y a mi familia. Todos estamos muy preocupados, mi señora ve y escucha cosas que me perjudican", señaló el volante colombiano.

El mediocampista oriundo de Cartagena afirmó que están convocados para el próximo partido y espera que la situación se resuelva "lo más rápido posible".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo