sec-juego

Musto podría irse si llega una buena oferta

Con el relax propio de los días siguientes a un clásico ganado, el volante canalla Damián Musto reveló que ha dialogado con la dirigencia la decisión a tomar en caso de una probable oferta por su pase y que, llegado el casa, la posibilidad de emigrar -sobre todo, si se trata de un club del exterior- lo seduce.

"Se hace difícil la realidad de pensar el momento de dejar el club, pero también analizo muchas cosas, hablando con la familia, desde lo personal, también a uno lo entusiasma tener un desafío afuera, en otra competencia, con otros rivales, poder medirse, saber si estoy a la altura de ciertas ligas. Pero lo tomo con tranquilidad, como siempre, disfrutando a pleno estar acá, uno nunca sabe lo que puede pasar. El fútbol es muy cambiante. Cuando llegue el momento se verá. Hoy por hoy, mi cabeza está puesta en ganarle a Racing, en seguir mejorando, y si llega ese momento, si mi familia está de acuerdo, se verá", dijo el 5 que viene desempeñandose con solvencia en el medio de Central.

La especulación vino a cuento este miércoles en conferencia de prensa a partir de otra revelación: hay clubes que lo han estado sondeando, pero no reveló cuales. "Me ha pasado que llama gente para saber de mi situación en Central. Y si bien no hay nada concreto, lo hemos hablado con los dirigentes y uno piensa que puede estar la posibilidad. Concreto hoy no hay nada, uno espera que a mitad de año si esa posibilidad aparece poder analizarla y ver si conviene o no", se sinceró. 

Por otra parte, Musto evocó su origen casildense, tanto como el próximo DT de la Selección nacional, Jorge Sampaoli. En este sentido, el mediocampista reconoció que la ilusión de jugar en la Albiceleste la tiene siempre, y que a Sampaoli lo conoce por haberse criado ambos en Alumni, de Casilda.

De cara al partido ante Racing en el Gigante, Musto asumió que el rival vendrá con todo, también para reponerse de su derrota en el clásico de Avellaneda. Y respecto de la clasificación definitiva a copas, añadió que "estos partidos son muy importantes ante rivales de jerarquía, y cualquier relajación puede jugar en contra. Hay que seguir enfocados en los objetivos y ser consciente de que no hemos logrado nada, más allá del partido que pasó". 

El volante descartó que la victoria en el clásico y el acercamiento a la punta de la tabla les sume presión extra. "Para nada, presión teníamos cuando arrancó el torneo y estábamos en el 23° puesto. Nos quedan rivales directos en la lucha de arriba, pero lo tomamos con seriedad y trabajo. Presión no", aseguró. 

Por otra parte, valoró que después de la derrota ante San Lorenzo, el equipo corrigió fallas. "Se manejaron mejor los tiempos, como muchas veces nos pidió Paolo (Montero) sobre en qué momento ir a presionar y en qué momento esperar, muchas veces no manejamos eso. En partidos como ante San Lorenzo perdemos gente en ataque y nos toman mal parados y esa desconcentración de segundos con rivales de jerarquía terminan en un mano a mano y no podemos permitirlo. Tuvimos suerte que nos pasó una semana antes del clásico como para poder corregirlo. Presionar, saber replegarse, crear espacios. A veces se hace difícil pero lo trabajamos siempre", analizó.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo