sec-juego

Méndez pasó por Rosario y mostró sus ganas de jugar en Central

Jesús Méndez puede convertirse en refuerzo auriazul durante las próximas horas. Las negociaciones para que el mediocampista vuelva a vestir la camiseta de Central, están encaminadas. Pero todavía faltan resolver algunas cuestiones que no son menores, especialmente en lo económico.

Por un lado, la representación del jugador pretende que la tesorería de Central se haga cargo de unos 250 mil dólares. Ese sería el dinero que habrían abonado a Toluca, a modo de resarcimiento económico, para que Méndez interrumpa su vínculo con el club y salga del fútbol mexicano con el pase en su poder. Además, el mendocino le solicita a la directiva Canalla un contrato por 3 años de duración para cerrar el acuerdo de partes.

Más allá de estos temas por discutir, un punto importante a tener en cuenta en la negociación tiene que ver con el deseo de Méndez. El volante de 33 años quiere jugar en Central. Además, el mendocino ya se desvinculó de Toluca de México, donde venía jugando desde setiembre de 2016.

Méndez, que el lunes estuvo en Rosario, ya charló sobre su posible regreso con Leo Fernández; con el Director Deportivo del club de Arroyito, Mauro Cetto; y también con el preparador físico del primer equipo, el profesor Horacio Rogolino. Y todos los que hablaron con el jugador se quedaron con sensaciones positivas respecto de la posibilidad de sumarlo como refuerzo.

De todos modos, Central no es el único equipo que pretende contar con Méndez. Más allá del deseo del volante, que en distintas etapas ya sumó más de 120 partidos con la casaca auriazul, Vélez y Huracán tienen al mendocino en el radar. Es más, el lunes por la tarde, Méndez viajó a Capital Federal para charlar con dirigentes de la entidad de Liniers. Y allí habría planteado su prioridad, la de jugar en Central, lo que postergaría la propuesta de los velezanos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo