sec-juego

Mano a mano con Guzmán: el aislamiento en México y la chance de volver

Al Patón le quedan tres años de contrato en Tigres

El ex arquero de Newell's, Nahuel Guzmán, dialogó con Sí 98.9 y relató cómo vive el aislamiento en México junto a su familia, alejado por el momento del arco de Tigres, club en el que se desempeña desde hace ya seis años. Prácticas por Zoom, el disfrute de sus hijos y el futuro de su carrera fueron algunos de los temas que el rosarino abordó en la extensa charla.

"Estamos haciendo un entrenamiento vía Zoom especifico en lo físico. El profe se conecta todos los días a las 11. Hacemos fuerza, aeróbico. Hay que adaptarse con los elementos que haya. Es difícil. Estoy pensando seriamente en pedirle ayuda a mi esposa para que me tire una pelota. Hoy me ponen en el arco y soy una pared. No agarro una. Me rebota todo", contó.

Y se sinceró: "¿De todos los deportistas profesionales, cuántos seguiríamos entrenando de verdad si nos dijeran que no se puede jugar mas al fútbol? Yo me imagino mas comiendo asado que entrenando". 

Sobre su vuelta a Newell's, Guzman aclaró: "Ganas de volver hay siempre, pero hay una familia detrás. Mi esposa esta estudiando acá y le quedan tres años más, lo mismo que mi contrato. Acá estamos cómodos y me gusta. Vivimos en San Pedro, el municipio más careta de México. Además somos un equipo competitivo. Creo que no es el momento. Estamos bien y la idea de volver no me desespera".

El Patón subrayó que en México, la mitad de la población se encuentra en situación de pobreza. "En el caso de los deportistas, algunos tendrán la posibilidad de estar salvados pero otros necesitan esta en actividad porque viven y desean esto. Muchos no estamos preparados para hacer otra cosa", indicó el ex campeón leproso.

Sobre sus días en aislamiento, el futbolista de 34 años mencionó: "Al principio lo pensé como vacaciones en casa, pero después te das cuenta de que hay un montón de urgencias alrededor tuyo", y remató con un dejo de crítica: "Lo más fácil para nosotros es donar algo de guita, en vez de interiorizarse de las necesidades".

"Hay un montón de gente en Rosario que le esta poniendo el cuerpo. Los Ex Combatientes de Malvinas salen todas las noches a repartir comida y me dicen que nunca habían visto una situación así. Ahí me empieza a caer más la ficha. Los que tenemos que colaborar somos nosotros, los que tenemos un poquito más de posibilidades", sumó Guzmán.

"Arranque tres libros y no terminé ninguno. Dejé de lado la lectura. No sabía hacer asados y aprendí", contó sobre cómo aprovecha el parate del fútbol. Al respecto, destacó que el tiempo libre le permitió el "encuentro con los nenes". Es que el Patón tiene dos hijos con su pareja Verónica Nochetto, uno de seis años y otro de seis meses.



COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo