sec-juego

Las claves del triunfo canalla: los cambios hicieron la diferencia

El Canalla sufrió para ganar (Foto: Juan José García)

El Podio

Carrizo (6): Aportó movilidad. Desde su entusiasmo, Central tuvo algo más de juego en ataque. Lanzó un centro perfecto para un cabezazo de Camacho que dio en el palo. Y asistió a Maziero en el 2 a 1. Con poco, Pachi hizo diferencia. Y ahora reclama titularidad.

Maziero (6): La primera pelota importante que tocó, la hizo gol. Buen cabezazo para debutar en la red en la máxima categoría. Y después se despachó con una corrida por izquierda que finalizó con un tremendo zapatazo para sentenciar el partido.

Quedó en deuda

Fernández (4): Flojísimo primer tiempo. Participó muy poco en ataque y le costó el retroceso. En el complemento fue doble cinco y mejoró una actuación que era digna de un aplazo.

El resto

Ledesma (5): Nada que hacer en el gol. Pero en el primer tiempo rechazó mal con los puños al tratar de interceptar un centro. Algo impreciso con los pies, a veces arriesgó pases en la salida sin necesidad.

Ferrari (5): Buscó asociarse con Lioi en la proyección ofensiva. Pero generó muy poco y entregó espacios a su espalda.

Tobio (5,5): No hizo un gran partido. Pero en una defensa endeble, dejó la sensación de ser el menos permeable.

Cabezas (5): Un mal pase de Parot lo involucró en la desafortunada jugada del gol de Chacarita. Con problemas en la marca. Le costó hacer pie en la última línea.

Parot (5): Otra vez, una de cal y una de arena. Volvió a marcar de cabeza, como la semana pasada ante Vélez. Pero un error suyo provocó el empate inmediato del rival, como también había ocurrido en Liniers.

Lioi (4): Floja participación. Intentó por su banda, pero le costó resolver. Se lo notó indeciso, y también impreciso en la distribución. Se quedó en el vestuario en el entretiempo.

Gil (5,5): Conectó su octava asistencia en pelota detenida de esta Superliga. Pero le costó hacer pie como único volante central. En la segunda parte mejoró su tarea a partir de la colaboración de Fernández en su zona.

López Pisano (4): Intrascendente. Se quedó en las insinuaciones. Falló pases sencillos. Le pesó el rol de conductor. En el complemento, se recostó sobre la izquierda. Pero mantuvo su bajo rendimiento. Lo reemplazaron antes de los 20.

Herrera (4,5): La voluntad de siempre. Pero entró poco en juego. En la primera parte, le sancionaron tres offsides. Ni siquiera pudo patear al arco.

Zampedri (5): La primera que tuvo estrelló la pelota en el palo. Después, se lo notó nervioso, retrocediendo demasiado en el terreno para buscar juego.

Ingresaron luego

Camacho: Casi en su primera intervención, metió un cabezazo que terminó con la pelota en el palo. Desordenado, algo desprolijo, desde su empuje ganó algunas faltas en ataque.

El técnico

Leonardo Fernández: En el primer tiempo, el equipo entregó la producción más pobre de este ciclo. Defendió mal, y no tuvo ideas para atacar. Para colmo, ni siquiera supo aprovechar el hecho de empezar ganando el partido. Abrió el marcador desde una pelota parada, le mejor arma del Canalla. Pero a los pocos minutos le regaló el empate a Chacarita. El pobre funcionamiento colectivo de la primera parte entregó apenas tres remates al arco ante un rival de escasos recursos. Pero en el complemento, de la mano de los cambios, Central sí hizo diferencia aprovechando las deficiencias defensivas del Funebrero. La movilidad y las ganas de Carrizo, y la contundencia de Maziero, fueron las razones auriazules para justificar un triunfo tan necesario como indispensable.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo