sec-juego

Francia: un rival joven con todo para romperla pero que aún no demostró

Flechas adelante, técnica finísima y un pacman en el medio. Esos son algunos de los rasgos de Francia, el próximo rival de Argentina. Un equipo que partió como candidato y resolvió pronto su grupo pero todavía no demostró todo eso que se esperaba. Ese es su desafío: lograr que buenas individualidades concreten un equipo aceitado.

Los jóvenes galos (26,4 de promedio de edad) saben a qué juegan y llevan seis años bajo el mando de Didier Deschamps, campeón del mundo en 1998. Contrariamente a lo que ocurre con Argentina, no suelen variar drásticamente su esquema táctico, manteniendo siempre la línea de cuatro defensores y apostando generalmente por la velocidad de sus hombres de ataque, aunque esto a veces se modifica a medias con la inclusión de Giroud, un centro delantero que espera entre los centrales.

El fuerte de Francia es claro: correr a los espacios, agarrar mal parada a las defensas, y atacar por afuera y por adentro con pie fino como el de Pogba, y la definición implacable de Griezmann.

Línea por línea

En el arco: Hugo Lloris, el solvente arquero del Tottenham, es el titular en Francia más allá de que descansó ante Dinamarca. Con seis años consecutivos en Premier League, representa una garantía. En el Mundial recibió solamente un gol y fue de penal.

La defensa: Siempre son cuatro, aunque el mediocentro Kanté suele retroceder para dar una mano. La zaga está conformada por dos jóvenes acostumbrados a las grandes citas: Varane (Real Madrid, 25 años) y Umtiti (Barcelona, 24), este último algo discutido por algunos errores puntuales. Los laterales suelen sumarse al ataque, aunque habrá que esperar para ver si ante Argentina Pavad (Stuttgart, 22) y Lucas Hernández (Atlético Madrid, 22) también se animan a hacerlo. La altura también es un rasgo distintivo de la última línea francesa.

 

El medio: N’Golo Kanté (Chelsea, 27 años) tal vez sea hasta el momento el mejor mediocampista de recuperación en lo que va del Mundial. Es un pacman cuya misión es conseguir la pelota para después cederla a su ladero Paul Pogba (Manchester United, 25), el más conocido y posiblemente también el más talentoso de los volantes franceses. Con espacios, el joven de 1,91 es capaz de lastimar con pases largos o remates de media distancia. Una buena pieza complementaria para al centro del campo es Blaise Matuidi (Juventus, 31).

 

Los de arriba: Habrá que esperar para ver por qué opción se inclina Deschamps. El DT cuenta con un amplio menú para la ofensiva, en la que no suelen faltar la clase de Antoine Griezmann (Atlético Madrid, 27) y la potencia de Kilian Mbappé (PSG, 19). El entrenador deberá definir si apuesta por un faro como Olivier Giroud (Chelsea, 31) o por la velocidad de Ousmane Dembélé (Barcelona, 21).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo