sec-corbata

Concejales reclaman que las mujeres sean "socias plenas" en todos los clubes

Náutico Sportivo Avellaneda, un club donde la mujer sí tiene participación activa. 

Diez ediles ingresaron un proyecto de ordenanza en el Concejo que pone bajo la lupa a los clubes que no admiten a las mujeres como socias plenas de derecho en Rosario: a esas instituciones se les pide que readecúen sus estatutos .

Se trata de tres reconocidos clubes: Jockey Club Rosario, Yacht Club Rosario y Club Rosarino de Pelota. Tal como publicó el pasado mes Rosarioplus.com, estas instituciones violan la normativa del Nuevo Código Civil en torno a la igualdad de género: por su sola condición de ser mujeres, ellas tienen vedadas sus actividades en ciertos sectores, no tienen derecho a votar ni a ser votadas, y su ingreso al club depende de si son madres, hijas o esposas de socios varones. 

El proyecto ingresó al recinto este martes impulsado por la concejala Caren Tepp, y con firma de los otros tres concejales del bloque Ciudad Futura, además de Norma López (FPV), Marina Magnani y Andrés Gimenez (Unidad Ciudadana), Fernanda Gigliani (Iniciativa Popular), Eduardo Toniolli (PJ) y Celeste Lepratti (Frente Social y Popular).

En su articulado, se demanda al Ejecutivo “un proceso de inspección de los estatutos, reglamentos y documentos internos de las instituciones deportivas de Rosario, en particular de las tres aludidas, de manera tal de constatar la presencia de prácticas sistemáticas de discriminación por cuestiones de género o exclusión específica de las mujeres”.

Además, pretende que luego de la inspección “se inicie un proceso de intimación de las instituciones deportivas que deban ajustar a derecho sus reglamentos”, y que luego en el plazo de 60 días de sancionado el proyecto de Ordenanza, el Ejecutivo envíe al Concejo un informe detallado con los avances de estas readecuaciones.

En el proyecto incluso pretende que durante el plazo que lleve este proceso de transición institucional, “el Ejecutivo se abstenga de promover cualquier tipo de convenio, contrato o distinción que beneficie de manera directa a estos clubes”.

El proyecto busca que el Estado asuma la necesidad de corregir esta situación, a la que consideró “claramente discriminatoria”,  y para “subsanar el choque que existe entre la práctica y los estatutos de estos clubes, con las disposiciones del Nuevo Código Civil y los principios constitucionales de igualdad, no discriminación y trato digno”.

"Que haya instituciones en nuestra ciudad que prohíban a las mujeres, o que las tengan en condiciones de inferioridad respecto al hombre, es inadmisible. Es inadmisible cultural y políticamente, pero además es inadmisible porque viola normativa vigente, como el Nuevo Código Civil", finalizó Tepp.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo