Con diez y sufriendo, Central sacó adelante un partido chivo

Rosario Central sumó tres puntos lejos de casa y cuando parecía que se hacía imposible. Más allá de haber comenzado 2-0 arriba, sufrió en la segunda mitad con un hombre menos y un rival que lo apretó a fondo. Finalmente fue 3-2 gracias a los tantos de Zampedri, Herrera y Pereyra.

Formaciones

Huracán: Marcos Díaz; Cristian Chimino, Saúl Salcedo, Hugo Nervo y Lucas Villalba; Adrián Calello e Israel Damonte; Ignacio Pussetto, Patricio Toranzo y Ricardo Noir; Andrés Chávez. DT: Gustavo Alfaro.

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Paulo Ferrari, Fernando Tobio, Mauricio Martínez y José Luis Fernández; Andrés Lioi, Leonardo Gil, Joaquín Pereyra y Federico Carrizo; Germán Herrera y Fernando Zampedri. DT: Leonardo Fernández. Suplentes: Emilio Di Fulvio, Óscar Cabezas, Alfonso Parot, Joel López Pisano, Maximiliano Lovera, Pablo Becker y Agustín Coscia.

ESTADIO: Tomás Ducó (Huracán).

ÁRBITRO: Patricio Loustau.

TV: Fox Sports (codificado).

Minuto a minuto

Central se adueñó de la pelota desde el minuto cero. Con Gil y Pereyra como ejes y la movilidad de Carrizo y Lioi, el Canalla se adelantó en el campo y puso a Huracán en una posición muy incómoda.

Justamente por la combinación de los medios llegó un centro preciso al segundo palo donde suele esperar Zampedri. El goleador puso la cabeza para estampar el 1 a 0 y ganar tranquilidad a los 9 minutos de juego.

Obligado, Huracán salió del pozo y tuvo un par de chances. Primero Damonte estuvo muy cerca de cabeza y luego Salcedo desaprovechó la oportunidad tras una mala salida de Ledesma. 

El primer tiempo, intenso, se terminó con el segundo gol de Rosario Central. Carrizo se puso al frente de un contragolpe que coronó Herrera, definiendo dentro del área chica. 

El juego atravesaba una meseta en los primeros minutos del segundo tiempo, hasta que a los 18 la agarró Pussetto. El extremo hizo una gran jugada, mandó centro atrás y Damonte definió con justeza para establecer el 2-1. Algo de suspenso para el partido.

En el minuto 27 pasó de todo. Ledesma salió lejos y mal, Damonte definió con el arco libre y Martínez voló como un arquero para despejar con la mano. El defensor se fue expulsado y fue penal para Huracán, pero la jugada terminó siendo favorable a Central. Coniglio, ex Canalla, envió la pena máxima por encima del travesaño. 

Los últimos minutos fueron de angustia para Central. Con uno menos aguantó como pudo mientras Huracán crecía, sobre todo cuando Montenegro tomaba la pelota. Para colmo Ledesma no estaba en su mejor noche. 

Pero el respiro llegó gracias a los pibes. A los 42, Lovera se metió en el área rival y aunque no pudo definir con precisión el rebote fue aprovechado por Pereyra. Los chicos de las inferiores se juntaron para el 3-1 en favor del auriazul.

Faltaba algo más. En tiempo cumplido Damonte hizo el segundo de Huracán, esta vez tras una pelota parada. Final abierto en un partido plagado de emociones.

El pitazo final llegó a los 95 y se desató el festejo auriazul. Fue sufrido, tal vez merecido. Al juego no le faltaron incidencias y otra vez Central lo padeció. Queda mucho por corregir y, para hacerlo, es mejor trabajar en la semana con tres puntos más en la tabla. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo