sec-juego

Rojo la clavó de derecha y Argentina se clasificó a octavos

Había que ganar como sea y así fue. Los planes, las estrategias y las especulaciones se prenden fuego con un partido como el que este martes ganó Argentina para meterse por la ventana en los octavos de final del Mundial. Con gol de Marcos Rojo de derecha en el minuto 84, el equipo venció a Nigeria 2 a 1. 

Formaciones

Argentina: Franco Armani; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo y Nicolás Tagliafico (Sergio Agüero); Enzo Pérez (Cristian Pavón), Javier Mascherano, Éver Banega y Ángel Di María (Maximiliano Meza); Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.

Nigeria: Uzoho; Ebuehi, Idowu, Balogun, Troost-Ekong; Ndidi , Etebo, Mikel; Iheanacho, Moses, Musa.

Hora: 15

TV: TyC Sports, TV Pública, DirecTV Sports

Minuto a minuto

Argentina empezó el partido con algunas buenas noticias. De movida, la actitud fue otra y Messi asomó activo al 100%, como en sus mejores épocas. La Pulga esta vez sí tuvo socios y principalmente los encontró en la mitad de la cancha donde se encargaron de ser salida Éver Banega y Enzo Pérez.

Justamente por la combinación entre Banega y Messi fue que llegó el primer tanto argentino. El del Sevilla lanzó un pase fenomenal para Leo, que ya estaba picando al vacío y controló como solamente el puede hacerlo. Lo demás fue una definición soberbia con pierna derecha a los 14 minutos de juego. 

El gol de Messi

Con la calma que le otorgó el tanto, el equipo se manejó con cierta tranquilidad. La pelota fue siempre de los de Sampaoli y Nigeria continuó con su plan, infructuoso, de apostar al contragolpe. Con Messi generalmente instalado en la derecha, Di María estuvo cerca de quedar mano a mano con el arquero partiendo desde la izquierda. Fideo se mostró picante en busca de su revancha personal

Argentina estuvo muy cerca de aumentar la ventaja otra vez con Messi como protagonista. El 10 tuvo un tiro libre de esos que parecen imposibles y su remate dio en el palo izquierdo del arquero Uzoho. 

Fueron los mejores 45 minutos de Argentina en lo que va de la Copa del Mundo y, para que la celebración sea completa, desde el otro partido llegaban también buenas noticias. Al termino del primer tiempo Islandia y Croacia empataban 0 a 0, lo que permitía la clasificación albiceleste. 

El segundo tiempo fue angustiante pero milagrosamente con final feliz. Javier Mascherano cometió penal cuando apenas iban cinco minutos y Moses engañó a Armani para establecer el empate y hundir a Argentina, otra vez, en esos nervios que paralizan. Pero hubo recuperación. Tardó demasiado, pero la reacción llegó. 

Después, los cambios. Pavón, Meza y el Kun saltaron a la cancha para romper el molde, pero no fueron ellos los que al final desequilibraron. Tampoco lo hizo Messi, mucho menos Higuaín que otra vez falló una chance nítida. Fueron dos héroes impensados los que se juntaron para uno de los goles más gritados en la historia reciente de la Selección Argentina.

Gabriel Mercado, que estuvo en duda hasta último momento, mandó centro para Marcos Rojo que por eso de intentar ganar como sea andaba por el área rival. Y el ex Estudiantes, que había sido figura en 2014, definió ¡de derecha! con una volea de esas que siempre se sueñan. 

 

Desde Rostov también llegaban buena noticias. Croacia le ganó a Islandia y entonces en San Petersburgo solamente quedó esperar. Argentina se clasificó y de merecimientos o no se hablará más tarde. Sobrará tiempo para analizarlo. Empieza otro Mundial y la primera parada será Francia, el sábado, a las once de la mañana.  

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo