Luego de que el Concejo de la ciudad de Santa Fe aprobara un proyecto para congelar el precio del boleto de colectivo hasta fin de año, en Rosario se presentó una iniciativa similar pero que propone que no haya incrementos hasta marzo. La Municipalidad anunció semanas atrás que el 1 de octubre cada boleto costará 18,28 pesos.

El edil Roberto Sukerman (PJ) propone que el anunciado sea el último aumento al menos por los próximos seis meses. La iniciativa se da en el marco de la quita de subsidios al sistema de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) de Rosario por pare del Gobierno nacional.

“El retiro del 100% de los subsidios nacionales implicaría que los usuarios del sistema TUP deban abonar un boleto de 8,47 pesos más caro. Un aumento exorbitante como este, haría que una familia de cuatro integrantes que se desplaza dos veces por día en este medio de transporte deba hacer un gasto adicional de 1.355 pesos, lo que implica más de un 13% de un salario mínimo”, explica el proyecto presentado por el concejal justicialista. 

Sukerman busca ponerle un freno a los aumentosSukerman busca ponerle un freno a los aumentos
Sukerman busca ponerle un freno a los aumentos

Sukerman entiende que “de manera urgente” Rosario debe tomar una medida similar a la que esta semana aprobó el Concejo de Santa Fe, donde gobierna Cambiemos. Aunque los ediles de ese espacio no acompañaron la iniciativa en la votación, luego el intendente José Corral confirmó que no la vetará.

El proyecto presentado en Rosario recuerda entre sus argumentos que en la ciudad el incremento del boleto en el último año fue del 88,45%. “En este contexto, y luego de que el número de pasajeros haya caído más de un 6% en un año, nuevos incrementos agudizarían este fenómeno llevando a que menos rosarinos y rosarinas utilicen el sistema”, subraya la iniciativa.