Pese a la gran cantidad de contagios de Covid-19 que se registran a diario, una multitud de rosarinos se acercó este fin de semana largo a las playas de la ciudad, una actividad que se encuentra prohibida por la normativa vigente. En este marco, desde la oposición solicitan al municipio que se instalen controles fijos en la Rambla Catalunya.

El pedido de la concejala Fernanda Gigliani, del bloque Iniciativa Popular, tiene como objetivo "prevenir y disminuir los riesgos de contagio entre los vecinos y vecinas, considerando la crisis sanitaria que atraviesa la Provincia y la ciudad ante el aumento de casos". Así lo expresó la propia edila a través de sus redes sociales.

Fernanda Gigliani on Twitter

 

Puntualmente, Gigliani plantea que se instalen "controles de puntos fijos en la Rambla" hasta que se vuelva a habilitar la posibilidad de reunirse en espacios públicos, "con sus respectivos protocolos". La iniciativa se enmarca en la gran concurrencia de rosarinos en la costanera norte durante este fin de semana y la necesidad de controles municipales más rigurosos de cara al verano.

Cabe señalar que las autoridades locales junto los distintos actores involucrados vienen elaborando protocolos para poner en marcha en los lugares más concurridos de la ciudad en épocas de altas temperaturas, especialmente en la zona de la Rambla, debido a la aglomeración de gente y la dificultad para delimitar espacios.