El gobernador Omar Perotti solicitó autorización a la Nación para lograr habilitar una serie de actividades, entre las que se encuentran las reuniones familiares, los bares y restaurantes en todo el territorio provincial, incluidos el Gran Rosario y el Gran Santa Fe y la realización de deportes sin contacto físico.

A su vez habilitó las obras privadas de hasta diez personas, que deberá ser autorizada por la Municipalidad. De esta manera el gobierno de Santa Fe empieza a darle más impulso a la flexibilización al no detectar casos positivos de manera sostenida. De hecho, el viernes no hubo registros y en Rosario hace tres días que no hay casos positivos.

La solicitud al Jefe de Gabinete de la Nación Santiago Cafiero también comprende la habilitación de gimnasios, actividades deportivas al aire libre que no impliquen contacto físico, por turnos, en espacios abiertos o suficientemente ventilados. 

Respecto a la actividad en bares y restaurantes, la idea es que sea con reserva previa y el debido distanciamiento social entre los comensales, y que el local no exceda el 50% de su capacidad. Los empresarios gastronómicos de Rosario ya trabajan en un protocolo para abrir el 8 de junio, tal como adelantó Rosarioplus.

En cuanto a la novedad más esperada, el gobierno finalmente cedió y pidió por reuniones familiares de hasta 10 personas, los días sábados, domingos y feriados, en domicilios particulares. En este sentido había presentado un pedido el diputado celeste Walter Ghione.