La justicia ordenó este jueves por la tarde la liberación de los 36 aprehendidos en el desalojo del predio de Guernica ocupado en julio pasado, revelaron fuentes judiciales a Télam.

La decisión se fundamentó en el artículo 161 que otorga a los fiscales que intervinieron en la causa, Juan Cruz Condomí Alcorta, Marcelo Romero y Lisandro Damonte, de "disponer la libertad de quien fuera aprehendido mientras que el juez no hubiere ordenado la detención, cuando estimare que de acuerdo a las circunstancias del caso no solicitará la prisión preventiva".

La Policía bonaerense desalojó este jueves por la mañana, en cumplimiento de una orden judicial, el predio en la localidad bonaerense de Guernica, partido de Presidente Perón, ocupado por familias que no habían aceptado el acuerdo para retirarse pacíficamente del lugar, en el marco de un operativo en el que fueron aprehendidas unas 36 personas.

El procedimiento, que comenzó cerca de las 6 de la mañana y fue encabezado por el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, se trasladó luego a los alrededores del lugar, donde se produjeron algunos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes.

El operativo se da luego de varias semanas en que el Gobierno bonaerense entabló negociaciones con los ocupantes, realizó un censo y logró el desalojo pacífico de la mayoría de ellos.

Ana Tolia 💚 on Twitter

 


Según el relevamiento, unas 600 familias firmaron el acuerdo con el Gobierno para desalojar pacíficamente el predio, y a cambio recibieron materiales de construcción, y dinero para pagar el alquiler de sus futuras viviendas, en tanto que otras fueron alojadas en «espacios transitorios» de Presidente Perón.

Esta mañana, dentro del predio ocupado se escucharon algunas detonaciones y se observaron columnas de humo por la quema de algunas casillas levantadas en el lugar.

Por su parte, los efectivos derribaron casillas y cortaron los alambres con que se delimitaron las tierras ocupadas en el predio, mientras que el desalojo fue resistido por los ocupantes que, con piedras y palos, intentaron frenar el accionar policial.

En tanto, bajo la consigna "No al desalojo, tierra para vivir", militantes de algunas organizaciones sociales iniciaron una protesta en rechazo al desalojo en puntos como el Puente Pueyrredón, frente al Obelisco y en la Autopista Buenos Aires- La Plata.

Los terrenos reclamados por sus propietarios, unas 100 hectáreas, fueron ocupados en julio pasado por unas 1.200 familias que vivían en Guernica y otras que residían en los distritos de Almirante Brown, Lomas de Zamora, San Vicente, Florencio Varela, Ezeiza y Esteban Echeverría.

Tras la denuncia ante la Justicia por parte de los dueños y la firma Bellaco S.A., el juez de Garantías de La Plata Martín Rizzo ordenó el desalojo del predio, decisión que fue postergada en dos oportunidades a pedido del Gobierno provincial, y que tenía para mañana nueva fecha límite de concreción.

 

 

El fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, uno de los tres que entiende en la causa por la toma de los terrenos en Guernica, confirmó que "hay cerca de 35 detenidos", en el marco del desalojo que se realizaba esta mañana en los terrenos ubicados en el partido bonaerense de Presidente Perón, que, según sostuvo, poco después de las 8, ya habían sido desalojados.

"Hay cerca de 35 detenidos", dijo el fiscal esta mañana en declaraciones al canal Todo Noticias (TN) y afirmó que "el predio ha sido desalojado", aunque aún continuaba el operativo, con algunos disturbios entre policías y algunos ocupantes en los alrededores de los terrenos que habían sido tomados en julio pasado.

Condomí Alcorta interviene en la causa junto a los fiscales Juan Cruz Condomí Alcorta, Lisandro Damonte y el defensor oficial Juan Pablo Stasi.

“Las cosas tienen que volver al Estado de derecho”, sostuvo el fiscal luego en declaraciones a radio La Red, en las que explicó que “la mitad del predio estaba con animales y la otra mitad era parte de un emprendimiento de un barrio privado”.

El operativo de desalojo comenzó a las 6 de la mañana, cuando ingresaron unos 4.000 policías al mando del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, para cumplir con la orden de desalojo dictada por el juez de La Plata con asiento en Cañuelas, Martin Rizzo, quien hizo lugar a un pedido de los propietarios de los terrenos que habían sido ocupados en julio pasado.