Historia repetida en la ciudad de Santa Fe. Con el temporal de este sábado -que podría tener una réplica durante el domingo- varios sectores de la capital provincial se inundaron. Una situación crítica se vivió en el hospital de niños, al que como ya ocurrió en otras oportunidades le entró agua por los techos. 

Defensa Civil de la Provincia y la Municipalidad de Santa Fe actuaron en conjunto con camionetas y bolsas para contener el agua. Con mayor o menor intensidad, el agua dijo presente durante toda la jornada de sábado en la capital, lo que generó las complicaciones de siempre. 

En tanto, el hospital de niños Orlando Alassia volvió a sufrir filtraciones "por los techos" según contaron fuentes del gobierno provincial. Se trata de un viejo problema del centro de salud que nunca fue atendido pese a los reiterados reclamos que en su momento se le hicieron a la gestión socialista. El ministro de Salud Carlos Parola se puso al frente de la situación.

Por otro lado, en la localidad de Ambrosetti, del norte provincial hubo una fuerte pedrada con rotura de techos aunque no fue necesario evacuar a la población.

Además, en Santa Rosa de Calchines se realizaron trabajos de desagote en la zona del centro y la situación tendía a normalizarse este sábado por la noche.