Una multitud se movilizó en San Jorge y en localidades vecinas a esa ciudad del departamento San Martín para exigir esclarecimiento y justicia del femicidio de María Florencia Gómez Pouillastrou.

La consternación y la bronca atrapó a esa región donde la víctima, de 35 años, era reconocida militante de derechos humanos y partícipe del colectivo feminista. La manifestación de los vecinos dominó la tarde y la noche en el centro sanjorgense, y esta tarde a las 18 en Rosario habrá otra movilización, según la convocatoria que circula en redes sociales que pide concurrir con velas y los recaudos sanitarios de rigor: tapabocas y distanciamiento social. 

 

 

Gómez Pouillastrou había dejado el lunes al mediodía a sus hijos de 3 y 5 años al cuidado del padre, su ex pareja, el concejal del Partido Comunista Lisandro Schiozzi. Dijo que luego se iría a caminar con una amiga. Un par de horas más tarde, unos chicos encontraron el cadáver a la vera de un camino rural que los vecinos suelen utilizar para realizar caminatas, a un kilómetro del casco urbano. El cuerpo estaba semi desnudo y con signos de haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza. Debido a la posición de la ropa interior, los investigadores suponen que la mujer fue víctima de un ataque sexual, algo que determinará la autopsia cuyo resultado se sabrá hoy.

“Unos chicos encontraron el cuerpo detrás de unos cañaverales. Acudió el Sies y dictamina que era una mujer que por las lesiones había tenido una muerte violenta. La muerte ocurrió por múltiples traumatismos con elementos contudentes, producto de un golpe con una piedra probablemente”, indicó el fiscal Carlos Zoppegni.