Un hombre de 40 años murió este martes, en una vivienda de Perdriel al 1800, aplastado por una máquina pestañeadora de chapa cuando intentaba correr de lugar la estructura de hierro que la sostenía. 

Según informaron fuentes policiales, personal del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies), arribó al lugar e intentó reanimar a la víctima sin éxito. El muchacho había sufrido graves heridas en la zona del tórax.

Al momento del incidente, se encontraban trabajando en la herrería familiar el tío de la víctima, de 78 años, y el padre del muchacho fallecido, de 64 años.

Interviene en la investigación del caso el fiscal Donato Trotta de la Unidad de Homicidios Culposos. Además, actuó el Gabinete Criminalistico PDI en la escena con levantamiento de rastros y toma de testimonios.