Una banda integrada por argentinos y colombianos fue detenida al cabo de varios allanamientos en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano acusada de traficar cocaína a Europa en artesanías con la imagen de Mafalda, el personaje de Quino.

La investigación se inició el 12 de junio pasado cuando durante los controles de rutina que la PSA realiza en la Terminal de Cargas Argentinas del Aeropuerto Internacional de Ezeiza se detectó una encomienda que iba a Holanda y que contenía una artesanía similar a un plato, realizada con pequeños azulejos o venecitas que formaban la imagen de Mafalda.

Al revisarlo exhaustivamente, los efectivos determinaron que ese objeto contenía 314 gramos de cocaína disimulada en el interior de los 100 cubos de 15 milímetros de lado y tres de espesor que conformaban la pieza. Para los pesquisas, esa modalidad de tráfico de droga remitía a una organización especializada, por lo que se inició una investigación conjunta entre la PSA y la Dirección General de Aduanas (DGA).

 

 

Mediante el análisis de diversas diligencias, se logró identificar a tres integrantes de la banda, dos colombianos y un argentino que mediante el uso de documentos falsos enviaban cocaína a Holanda y recibían a cambio drogas sintéticas.

La entrega. En septiembre pasado, en el marco de la misma pesquisa, los investigadores fueron alertados sobre la llegada de una encomienda de la misma organización y procedente de Holanda al Aeropuerto Internacional de Miami, Florida, con más de cinco kilogramos de MDMA (éxtasis).

La encomienda tenía como destino la Argentina y el nombre del destinatario coincidía con el del remitente del envío con la artesanía de Mafalda secuestrado meses antes. Por tal motivo, bajo la coordinación de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), y en conjunto con el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, el juez de la causa ordenó la realización de una “entrega vigilada” de la droga desde el aeropuerto de Miami hacia Buenos Aires con el fin de interceptar a quienes iban a retirarla.

Al llegar la encomienda al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini tres personas fueron a buscarla -dos colombianos y un argentino- y quedaron detenidas. En el paquete había 5.362 gramos de metanfetamina, disimulados entre las paredes de una caja que contenía guantes de boxeo.

Tras los arrestos, la Justicia dispuso cinco allanamientos en domicilios de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, en los que se hallaron 725 gramos de sustancia de corte, 385 gramos de marihuana; pastillas de éxtasis y dosis de cocaína y metanfetamina; herramientas y elementos de corte (coladores, balanzas, envases, bolsas, cintas adhesivas), divisas de diferentes nacionalidades; celulares, notebooks y tablets.