El responsable máximo de la Policía rosarina, Marcelo Villanúa, jefe de la Unidad Regional II, insinuó que la fuga de detenidos de la comisaría 5ta es más un problema del sistema judicial que de la fuerza de seguridad. Y reveló, al mismo tiempo, que el jefe de esa seccional de Italia al 2100 tiene una investigación penal en curso, a la que ahora se le acumula esta evasión.

"La comisaría tiene un módulo transitorio de detención. No es un penal como existía antes. La Unidad Regional II no tiene penales. Tiene módulos transitorios de detención. El exceso en la cantidad de detenidos alojados en ese lugar es producto del trabajo diario que se hace en la detención de personas que quedan a disposición de la Justicia", separó Villanúa para dar a entender que ni la función policial es custodiar la detención de encausados ni que el alojamiento de 40 detenidos en esa dependencia era lo correcto.

El jefe policial confirmó que los cuatro policías que estaban de guardia entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles fueron sumariados y anticipó que merecen el pase a disponibilidad por no advertir ni detectar la fuga de diez presos que limaron los barrotes del área donde estaban detenidos. 

Marcelo Villanúa, jefe de la URII.Marcelo Villanúa, jefe de la URII.
Marcelo Villanúa, jefe de la URII.

En declaraciones formuladas en rueda de prensa, el titular de la URII reveló que el comisario de la 5°, Luciano Quintana, "estaba bajo investigación de la fiscal Karina Bartocci. Al momento que se notifique su situación judicial se tomarán las medidas correspondientes".

"tenía sus medidas de seguridad que fueron violentadas con una sierra y los presos accedieron por una ventana. La comisaría está sujeta a reformas porque a futuro se abrirá un nuevo punto de ingreso. La fuga se dio por la parte trasera".

El comisario confirmó que la fuga se produjo por los fondos de la seccional, donde aparecieron dos hojas de sierra. "Los detenidos violentaron una reja. Continuaron con una malla de seguridad que había en el lugar, salieron a una vereda interna de la comisaría y de allí escalaron una pared para acceder a una cochera lindera a la dependencia. Hasta el momento no hay recapturado y se está trabajando fuertemente en eso. Se están haciendo allanamientos en la ciudad y en localidades vecinas por parte de la policía local y de la Policía de Investigaciones", dijo. Y agregó que esta madrugada, a cargo de los 40 detenidos en un espacio con capacidad para 25 personas había cinco agentes policiales.