Al menos veinte disparos impactaron a primera hora del lunes sobre el frente de un edificio de tres pisos, ubicado en San Luis al 1400, pleno centro rosarino. Vecinos encontraron luego sobre la calle un cartel con el mensaje: “Dejá de meter preso a los pibes”. Esa leyenda es similar a la encontrada el viernes pasado en Buenos Aires al 1700, luego de que pistoleros también balearan un edificio de esa cuadra, donde vive el ex intendente Horacio Usandizaga, padre de la jueza Marisol Usandizaga, que integró el tribunal que condenó en abril pasado a la banda Los Monos. En el caso del inmueble atacado en San Luis 1451, tendría relación con la jueza de Cámara Gabriela Sansó, quien ha sido designada para integrar el tribunal que llevará adelante el juicio de apelación de condenas del clan Cantero. Esta magistrada residió en ese inmueble hace algún tiempo.

Según las primeras informaciones, el ataque habría sido llevado a cabo a la 1:30 de este lunes y podría estar vinculado a las balaceras que se realizaron en las últimas semanas en diferentes puntos de Rosario. 

Este martes está previsto que comience el juicio de apelación, a cargo de Sansó, junto con Bibiana Alonso y Carolina Hernández. Se revisarán 16 condenas y 3 absoluciones de miembros de la banda. Entre los condenados se cuentan los cabecillas, Ariel "Guille" Cantero y su hermano de crianza, Ramón "Monchi" Machuca, sentenciados a 22 y 37 años de prisión, respectivamente, por asociación ilícita y homicidios.

Calle cortada. A las 5 un vecino llamó al 911 y la policía pronto interrumpió el tránsito de calle San Luis.Calle cortada. A las 5 un vecino llamó al 911 y la policía pronto interrumpió el tránsito de calle San Luis.
Calle cortada. A las 5 un vecino llamó al 911 y la policía pronto interrumpió el tránsito de calle San Luis.

En el lugar del hecho trabajó el Gabinete Criminalísticao de la Policía de Investigaciones (PDI), levantando rastros y tomando testimonio de los vecinos.

El tránsito por calle San Luis, entre Paraguay y Corrientes, quedó momentáneamente interrumpido, pero para las ocho ya había sido rehabilitado.

Un hombre que vive en el edificio dijo que con su esposa escucharon los estampidos pero que no se les ocurrió relacionarlos con balazos. Y que hoy a las 5 de la mañana, cuando bajó para irse a su trabajo y descubrió el vidrio de la puerta de ingreso destrozado. 

El supuesto atentado de este lunes se sumaría a la larga lista de ataques comenzó el 29 de mayo con balaceras a propiedades en los que vivió en algún momento el juez Ismael Manfrín, quien presidió el juicio oral a Los Monos y participó en el tribunal donde se debatió el crimen de Claudio “Pájaro” Cantero. Fueron en Italia al 2100 y Montevideo al 1000. 

Luego hubo otra balacera en una propiedad de la ex esposa del juez Juan Carlos Vienna. Un chalet de dos plantas situado en la esquina de Buenos Aires y pasaje Ivanowsky, en el barrio Hertz. Además, hubo otro ataque en Laprida 3670, zona sur, donde reside el padre del magistrado. Cabe destacar que Vienna fue quien instruyó la causa que terminó con los principales cabecillas de la banda presos. En otro episodio, siete balas impactaron en el frente de una casa ubicada en Zeballos 2575.  En algún momento, esa propiedad había pertenecido a Horacio Usandizaga. 

En tanto que el sábado 4, alrededor de siete balazos se incrustaron en el frente del nuevo Centro de Justicia Penal en lo que parece ser otro más episodio de amedrentamiento vinculado a causas de la justicia provincial.

La zozobra que cundió al interior del Ministerio de Seguridad con la seguidilla de atentados a tiros contra inmuebles vinculados a jueces de la causa Los Monos obligó a las autoridades a citar para que reanuden sus tareas a todos los policías de Santa Fe que se encuentran bajo cualquier tipo de licencia, ordinaria o extraordinaria.

Además, el viernes pasado, habían baleado un edificio ubicado en Buenos Aires y avenida Pellegrini, lindero a otro donde vive el padre de la jueza Marisol Usandizaga, quien formó parte del tribunal que condenó a la banda Los Monos.