El juicio a Los Monos culminó con altas condenas para los principales miembros de la banda, pero a partir de este martes se abrirá una instancia clave para la defensa de los Cantero con las jornadas de apelaciones. Las mismas transcurrirán en medio de la tensión por las balaceras intimidatorias a miembros del Poder Judicial, incluida la última de San Luis al 1400 donde hace años residió Gabriela Sansó, presidenta del tribunal que revisará el fallo conocido en abril.

Según informó oportunamente la Oficina de Gestión Judicial, serán diez las audiencias que transcurrirán desde este martes y hasta el miércoles 29 de agosto en el Centro de Justicia Penal de Virasoro 2850. El lugar, baleado el 4 de agosto pasado, está cercado y rodeado por policías desde hace días.

Sansó, Bibiana Alonso y Carolina Hernández serán las encargadas de revisar las 16 condenas y tres absoluciones de miembros de la banda. Entre los condenados se cuentan los cabecillas, Ariel "Guille" Cantero y su hermano de crianza, Ramón "Monchi" Machuca, sentenciados a 22 y 37 años de prisión, respectivamente, por asociación ilícita y homicidios.

Juicio a Los Monos, cuando fueron juzgados sus máximos cabecillas (RPlus)Juicio a Los Monos, cuando fueron juzgados sus máximos cabecillas (RPlus)
Juicio a Los Monos, cuando fueron juzgados sus máximos cabecillas (RPlus)

Balas con mensaje

Desde que se conocieron las condenas, fueron diez los ataques contra domicilios vinculados a jueces y camaristas. El primer capítulo se dio el 29 de mayo el 29 de mayo con balaceras a propiedades en los que vivió en algún momento el juez Ismael Manfrín, quien presidió el juicio oral a Los Monos y participó en el tribunal donde se debatió el crimen de Claudio “Pájaro” Cantero. Fueron en Italia al 2100 y Montevideo al 1000.

Luego hubo otra balacera, en este caso contra un chalet de dos plantas ubicado en Buenos Aires y pasaje Ivanowsky. Esa propiedad pertenece a la ex esposa del juez Juan Carlos Vienna, quien instruyera la causa que terminó con los cabecillas presos..

Más tarde comenzaron las intimidaciones contra la jueza Marisol Usandizaga. Siete balas impactaron contra el frente de una casa ubicada en Zeballos 2575, en algún momento propiedad de Horacio Usandizaga, exintendente de Rosario y padre de la magistrada.

El sábado 4, siete balazos las balas llegaron al Centro de Justicia Penal donde fueron juzgados Los Monos. En el hecho no se registraron heridos y desde entonces se extremaron las medidas de seguridad, por ejemplo, con un corte total del tránsito en esa manzana de la zona sur.

Pero el recrudecimiento de las medidas de seguridad ordenadas por las autoridades nunca fue suficiente. El viernes pasado fue baleado un edificio de Buenos Aires y avenida Pellegrini lindero a otro donde vive Horacio Usandizaga. Ese hecho ocurrió horas antes de que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich llegara a la ciudad en una visita programada.