El presidente de la Cámara de Diputados provincial, Miguel Lifschitz, convocó este miércoles a una reunión de la comisión de Seguridad del cuerpo para analizar la ola de violencia que se registra, desde principios de año, especialmente en Rosario. Representantes de todos los espacios políticos dijeron presente. 

Finalizado el encuentro, los legisladores difundieron un documento conjunto en el que “repudian los hechos de violencia sucedidos en la provincia y convocan a trabajar en conjunto a los 3 poderes del Estado”. 

En el texto sostienen que “la violencia, el narcotráfico y la inseguridad son fenómenos complejos que tienen múltiples causas y sólo pueden ser abordados con éxito en el marco de políticas de estado, sostenidas en el tiempo, sobre la base de amplios consensos políticos e institucionales”. 

Todos los bloques políticos mostraron predisposición para darle tratamiento a leyes que generen herramientas idóneas para enfrentar la situación de emergencia de la violencia y la inseguridad, al igual que a leyes vinculadas a lo social, sanitario y de inclusión.

Los legisladores se mostraron de acuerdo en reconvertir la Policía de Santa Fe y pidieron que “la Justicia Penal también aporte lo suyo para abordar de forma integral los problemas de violencia y de inseguridad”.

Profundizaron el análisis en materia de seguridad y los diputados de todos los sectores destacaron que para obtener resultados a mediano y largo plazo “es necesario también contar con políticas de inclusión social y laboral”. 

Por último pidieron a la Justicia Federal la rápida implementación del sistema acusatorio en la provincia de Santa Fe y el refuerzo de la estructura de fiscales y personal de apoyo. Además solicitaron al Congreso de la Nación “la sanción de la Ley de Extinción de Dominio para aplicar a los casos federales, en virtud de los positivos resultados obtenidos en la provincia de Santa Fe”.