Julio Emilio Ameri, diputado nacional por la provincia de Salta, protagonizó un escándalo histórico en el Congreso cuando se lo pudo ver en  plena sesión virtual protagonizando escenas de sexo con una mujer.

En el registro de la transmisión de la sesión virtual se observa como una mujer se acerca al diputado, este la sienta sobre sus piernas y luego comienza a "manosearla". Todo el episodio se transmitió en la pantalla gigante que se instaló en la Cámara Baja para habilitar las discusiones durante la pandemia.

En ese momento, Carlos Heller defendía el proyecto de ley de Defensa de los Activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional (FGS), que contempla la renegociación de la deuda que las provincias tienen con la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses).

Inmediatamente después, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, interrumpió el debate para reclamar la "inmediata suspensión" de Ameri, tal como lo establece el artículo 182 del reglamento parlamentario.

"Hemos vivido una situación que supera las reglas de convivencia y las reglas de normal funcionamiento de esta casa", repudió Massa. Seguido, el titular de la Cámara dispuso la conformación de una comisión, que integraran cinco diputados, para determinar la sanción tal como lo prevé el reglamento.

"Esta es la casa del pueblo, no podemos admitir como representantes en democracia que se den estas situaciones", criticó. 

Según trascendió, antes de asumir su banca como diputado, Ameri recibió varias denuncias en su contra, tanto por violencia física y verbal como por acoso físico y por medio de mensajes de Whatsapp. Según consta en la denuncia les habría ofrecido a las militantes de su espacio crecer políticamente si accedían a cumplirle ciertos favores sexuales.

Otra denuncia en su contra es por violencia física contra la gente de su partido; por ejemplo Daniel Velázquez, integrante de la agrupación Azul y Blanca, lo denunció penalmente por haberle golpeado además de insultarlo.