El gobernador Miguel Lifschitz no quiere saber nada con cajonear el proyecto para la reforma constitucional en Santa Fe y este miércoles sorprendió con un anuncio. En un acto del Frente Progresista Cívico y Social celebrado en la capital provincial comunicó que “aprovechando el proceso electoral del año que viene” planea hacer un plebiscito o consulta pública al respecto.

Aunque no brindó detalles sobre la idea, el primer mandatario provincial reconoció que someter el proyecto de reforma a un plebiscito ya había sido sugerido por “algunos candidatos de la oposición”.

Hasta el momento, todos los intentos del Ejecutivo por conseguir la tan buscada reforma se diluyeron en la Legislatura. Esta vez el voto será de los ciudadanos (no obligatorio), posiblemente en las elecciones generales del 16 de junio.

Pablo Farías, ministro de Gobierno de la provincia, declaró que lo resultados que arroje la consulta no serán vinculantes pero tendrán “mucho sentido político”. En dichos recogidos por Uno Santa Fe, el funcionario subrayó que se trata de “una decisión del gobierno que no necesita el aval legislativo".

En la Legislatura no pudo

En agosto pasado el oficialismo se jugó en la Legislatura provincial lo que parecía la última carta para convertir en realidad el proyecto de reforma constitucional que quiere el gobernador Miguel Lifschitz. Si bien en su día el PS logró que hubiera quórum, no hubo suficientes votos para que se tratara el proyecto sobre tablas y entonces retornó a comisiones.

El gobernador y sus funcionarios más cercanos lamentaron entonces que otra vez Santa Fe se haya quedado con una Constitución "obsoleta y antigua". 

Parte de la oposición se negó a debatir el proyecto especialmente por el punto que refiere a la posibilidad de reelección para el actual gobernador. El diputado Rubén Giustiniani dijo en el debate que ese ítem "obturó la posibilidad de tener una nueva Constitución", mientras que desde Cambiemos Federico Angelini manifestó la necesidad de trabajar en un "proyecto superador".