La visita de Alberto Fernández para el próximo sábado 20 de junio encendió la polémica en la oposición local. La confirmación de su presencia en los actos por el Día de la Bandera, despertó además una campaña en redes sociales para proteger "la salud de los rosarinos" y  a la recién estrenada fase cinco. 

El Diputado Provincial de Somos Vida y Familia, Walter Ghione, solicitó al Ejecutivo Nacional "que se abstenga de realizar visitas oficiales por parte de funcionarios provenientes de áreas del país donde continúa rigiendo el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio a los fines de evitar posibles focos de propagación del COVID -19".

“Es el mismo mandatario del Ejecutivo Nacional quien alienta a que nos cuidemos y propone minimizar el riesgo. Hoy la sociedad santafesina, le pide que revea esta decisión de arribar a Rosario y nos cuide él a todos nosotros”, argumentó Ghione.  

Además, en las redes sociales un grupo de rosarinos se organizó bajo la etiqueta #AlbertoQuedateEnCasa para pedirle al presidente que suspenda su viaje a la ciudad.

 

Uno de los argumentos utilizados es el caso de Formosa. Hasta la semana no había contagios contabilizados en su territorio y actualmente ya supera los 20. Esto disparó la controversia ya que a fines de mayo, Fernández visitó la provincia y se difundieron imágenes que provocaron críticas generalizadas respecto al incumplimiento de los protocolos sanitarios. 

Más allá de la campaña, hasta el momento los festejos por el Día de la Bandera continúan según lo planeado, con la presencia confirmada del mandatario argentino.

En diálogo con Radio 2,  el intendente de Rosario sostuvo que “se está trabajando entre el gobierno nacional, provincial y municipal un protocolo de salud. No vamos a tener un descuido en salud en una fecha tan importante”. 

Javkin garantizó también que ese día se desplegarán acciones preventivas y de sumo cuidado. Además, confirmó que la ceremonia tendrá escasa participación de funcionarios.