Los concejales cruzaron este martes por la mañana el río Paraná y desde el mediodía sesionan en la isla El Espinillo, con nuevos focos activos como postal de fondo. El principal objetivo es visibilizar y protestar ante la complicada situación ocasionada por la quema de pastizales en los humedales entrerrianos.

El pasado jueves la jornada debió ser suspendida y reprogramada. Cuando el primer bote con una docena de trabajadores parlamentarios ya había partido, y la primera tanda de concejales se había colocado el chaleco salvavidas para cruzar desde la Guardería Náutica de Rosario Central, terminaron reconociendo la sugerencia de Prefectura Naval de no cruzar por las condiciones climáticas. 

Los ediles se trasladaron al patio de la escuela Marcos Sastre N° 1139 durante la mañana y a partir del mediodía debaten sobre la quema de pastizales y la protección del medioambiente. . “Se trata de visibilizar una emergencia y requerir en forma conjunta la aprobación en el Congreso de la Nación de una Ley de Humedales", había adelantado la semana pasada María Eugenia Schmuck.

Respecto a los protocolos sanitarios, se sesiona al aire libre, con los trabajadores mínimos y aquellos ediles que no presentan factores de riesgo. También se sumaron invitados especiales, entre ellos integrantes de los colectivos ambientalistas, que se trasladaron en las lanchas para pasajeros que habitualmente realizan el cruce del río Paraná.