La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner asistió este jueves por la tarde en la Casa de Gobierno al velatorio de Diego Maradona, quien falleció el miércoles a los 60 años.

Fernández de Kirchner fue recibida por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y de inmediato se dirigió al hall donde se dispuso la capilla ardiente.

Allí, saludó y conversó con la exesposa Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Gianinna.

Luego, colocó un rosario sobre el féretro de Maradona y se quedó por unos minutos con sus manos apoyadas sobre el cajón.

Para esta tarde estaba prevista una sesión en el Senado, pero se suspendió el temario y solo se realizó un homenaje al Diez, por lo que la vicepresidenta se trasladó desde el Congreso a la Casa Rosada.

La expresidenta tenía una estrecha relación con Maradona y lo había saludado por teléfono el pasado 30 de octubre en su cumpleaños número 60.

El HuffPost on Twitter

 

💚Pablo M. Shiff on Twitter

 

Nacho on Twitter