Una familia tipo de clase media necesitó en agosto 52.050 pesos para cubrir los gastos básicos del hogar, como los productos de consumo masivo y los servicios, según el relevamiento de precios del Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac).

A pesar de la implementación de las medidas del gobierno nacional para controlar el aumento de los productos básicos, como la quita de Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) a algunos artículos, el Relevamiento de Precios al Consumidor Base de Rosario observó un incremento del 3 por ciento con respecto a julio.

De esta forma, la canasta básica en la ciudad se incrementó un 26,94 por ciento en lo que va del 2019 y un 55,84% interanual.

En agosto, los comestibles envasados subieron un 6,96%, las carnes 6,78%, las frutas y verduras 12,27, los productos de limpieza 12,63% y las bebidas 4,88%. En tanto, la medicina prepaga aumentó un 6%, los medicamentos 9,93% y la telefonía móvil (Personal)19,50%.

Fuente: Cesyac.
Fuente: Cesyac.

"Agosto fue un mes donde pensábamos tener menos incrementos de precios y un horizonte de más tranquilidad para el bolsillo de los hogares rosarinos. La devaluación fuerte ya impactó en precios, y con casi 3% de variación con respecto a Julio en promedio, se marca un cuatrimestre final de 2019 con incertidumbre y precios en alza. Sólo en alimentos tuvimos un 7% de aumento. Eso es brutal en una economía con el consumo parado. Y encima el delay de la devaluación se sentirá en otros productos y servicios en los próximos días y meses", indicó Juan Marcos Aviano, director del Cesyac.