El gobernador Omar Perotti deberá decidir si a partir del próximo sábado habilita la apertura de más actividades comerciales y flexibiliza la circulación de personas en la provincia, o mantiene las restricciones que impuso hace 14 días.

Mientras tanto, los sectores que se ven afectados por algunas de las restricciones aplicadas por la Casa Gris, y acompañadas por la Municipalidad, hacen fuerza para poder volver a un ritmo de trabajo casi normal.

Los bares y restaurantes habían retomado la actividad el pasado 26 de septiembre pero con algunas restricciones ocupacionales y estrictos protocolos. Por eso la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines Rosario (AEHGAR) elevó cartas al gobernador de Santa fe y al intendente Pablo Javkin para que accedan a algunas flexibilizaciones. En la misiva piden a la Provincia:

• Otorgar el permiso de circulación con el vehículo particular a partir de las 20 horas a través de las reservas efectuadas en los establecimientos gastronómicos. La Asociación argumenta que la situación económica imposibilita a muchos poder tomar un taxi o remis y que a esto se le suma el riesgo potencial en materia de seguridad de circular caminando en horario
nocturno. 

 

 

• Retomar el límite permitido que habilita hasta 6 personas por mesa para los grupos
familiares cohabitantes.

• Extender el límite de horario de cierre nocturno a las 02:00 AM, como ya acontece en
las ciudades de Rafaela y Esperanza, con el fin de evitar encuentros afectivos en ámbitos
privados, conocer efectivamente la trazabilidad de los comensales y darle mayor actividad
al sector.

• La reiteración de la medidas económicas pedidas en diálogos previos con la Provincia; a
saber: ATP provincial, asistencia al comercio, consideraciones en el cobro de servicios
públicos y medidas impositivas.

En tanto, a la Municipalidad se le solicita:

• Autorizar el uso del espacio público, las veredas, hasta la máxima capacidad.

Agilizar el trámite de permiso ampliado de Mesas y Sillas en el espacio exterior.

• Retomar el límite permitido que habilita hasta 6 personas por mesa para los grupos
familiares cohabitantes.

• Permitir en el interior el 50 % de ocupación de los establecimientos que se encuentren en
el radio céntrico y ser bares diurnos.