La crecida del río Iguazú arrastró una pasarela de la Garganta del Diablo y postergó la reapertura de un sector del paseo turístico de las Cataratas.

Según indicaron desde el Parque Nacional Iguazú, se reabrieron los circuitos superior e inferior mientras que la Garganta del Diablo continúa cerrada para brindar seguridad a los visitantes.

Tras alcanzar el pico máximo el pasado jueves, cuando tocó los 16.500 metros cúbicos, el caudal del agua comenzó a descender durante el fin de semana.

Del Instagram de iguazuargentina

Cabe destacar que en la ultima crecida del mes de junio, el caudal que alcanzó los 10.500 metros cúbicos, dañó las pasarelas que fueron reparadas en dos días y el paseo estuvo cerrado solamente 7 días.