A 40 años del primer alunizaje, la NASA dio nuevos detalles de Artemis, el nuevo y ambicioso proyecto para que el hombre pise la luna nuevamente y construya una base en el polo sur de este satélite natural.

Será en 2024 y para el viaje espacial, Estados Unidos invertirá la modestia cifra de 28.000 millones de dólares. Según el informe, de este presupuesto total, se asignarán más de 7 millones para el desarrollo de la nave espacial, 1000 millones para "tecnologías de exploración", 518 millones para fabricar los trajes que usaran los astronautas y 16.000 millones de dólares para un nuevo sistema de aterrizaje.

En este nuevo proyecto, la NASA llevará a un hombre y una mujer a la superficie lunar para permanecer allí durante siete días y se intentará recolectar hielo de agua, una de las misiones que no pudo concretar los tripulantes del Apolo.

Otro de los planes es la "construcción de infraestructura en la superficie" para desplegar una instalación móvil para la tripulación, módulos de hábitat, sistemas de energía para convertir el hielo de agua en oxígeno y combustible.

Aunque esta misión servirá como ensayo para una misión tripulada a Marte en 2030, la NASA espera que la crisis causada por el coronavirus no frene los planes y sigue esperando que el Congreso de Estados Unidos le acepten el presupuesto presentado de 28 mil millones de dólares. Un vueltito.