“Gobernador: respete a los trabajadores de salud”, reza el cartel de uno de los empleados de la salud y enfermeros que se apostaron este martes al mediodía en la puerta del Hospital Centenario de Rosario.

El reclamo, precisó Ana María, enfermera de la sala 2 del Centenario, fue por salarios dignos: “Reclamamos pase a planta de la mayoría de los compañeros que fueron tomados en la pademia, que están en negro. Cobran 10 mil pesos menos que los que están en planta, no se pueden enfermar, deben devolver días que se tomaron licencia”.

Recordó que este año no hubo paritarias, y que sus sueldos están por debajo de la canasta básica”. La dirección del Hospital les dio su apoyo, y sumó un reclamo por que se incorporen a planta y tengan un aumento, precisó la entrevistada con Rosarioplus.com.

 

En estos meses además se contó con la incorporación de empleados de la salud de otras provincias, y sobre éstos, precisó que “el salario es superior al nuestro”. En el transcurrir de la pandemia, puntualizó que “ya se enfermaron muchas compañeras, tuvimos muchas bajas, nos quitaron días de franco, y tenemos sobre carga de pacientes”.

Finalmente aclaró que su reclamo no es acompañado por la mayoría de los gremios, “porque consideran que lograron suficiente con el bono complementario. Es un logro que no nos sirve porque no lo tendremos en la jubilación ni en el aguinaldo, y se nos termina en diciembre”.