Ante el inicio del ciclo lectivo 2021 y el debate generado al respecto, los gremios Sadop Rosario y Amsafé provincial coinciden en sus posturas y ratifican que las escuelas deben estar abiertas, y las clases ser presenciales si las autoridades sanitarias y educativas autorizan el funcionamiento de las mismas.

En este sentido insisten en que la apertura o cierre de establecimientos educativos es una decisión que compete al Poder Ejecutivo Nacional y a las provincias. El ejemplo más cercano se dio durante el ciclo lectivo 2020 donde las escuelas permanecieron cerradas por disposición de gobierno nacional en acuerdo con todos los gobiernos provinciales sin distinción de banderías o partidos políticos.

En ese sentido, Martín Lucero, Secretario General de Sadop Rosario, advirtió que se busca instalar que el cierre o apertura de las escuelas depende de los sindicatos docentes. “Los decretos de apertura o cierre los firman los gobernantes (de todos los partidos), no los dirigentes gremiales”, argumentó. Y añadió: “Culpar a los sindicatos es una actitud cobarde para sacarse responsabilidades sobre decisiones difíciles”.

 “Todos queremos las escuelas abiertas. La docencia trabaja mejor en la escuela que en su casa donde la jornada laboral es el triple, se extiende a sábados y domingos, se tienen que pagar sus servicios o equipamiento y no hay comodidades para realizar la tarea educativa”, ratificó.

En cuanto a las responsabilidades manifestó que es el Estado y, en su caso las entidades de educación privadas, son quienes deben garantizar las condiciones sanitarias básicas para la apertura de los colegios. “Que el sindicato pida que se garantice la salud de la docencia es algo elemental que no debe sorprender a nadie y debe ser igual en todas las actividades”, aclaró ante las distintas opiniones que se generaron en las últimas horas por la vuelta a clases.

Martín Lucero, de Sadop
Martín Lucero, de Sadop

 

Para Lucero la vuelta a clases se volvió un tema de “discusión política partidaria donde han dejado de importar el alumnado y la docencia” para priorizar quien gana un titular de diario. “Eso es terrible para la Educación. Deberíamos estar pensando en qué condiciones se vuelve y de qué manera es más seguro en lugar de hacer campaña política con esto. Hay muchas familias realmente preocupadas que quedan en medio de intrigas partidarias”, agregó.

"Hay que dar un debate serio”, dijo Sonia Alesso, desde Amsafé Provincial y también como la máxima representante de CTERA. Y exigió, como Lucero, para el regreso a la prespecialidad, que se garantice la vacunación a las y los docentes y no docentes para dar la cobertura sanitaria y epidemiológica; y seguimiento serio de la situación epidemiológica lugar por lugar.

Asimismo solicitó mejoras en las condiciones de los edificios escolares, para garantizar el resguardo sanitario y que garantice limpieza, donde haya agua, gas y ventilación. “La presencialidad tiene que ver con garantizar la situación epidemiológica, la vacunación a docentes y no docentes y las condiciones de infraestructura”, reiteró.

“Hay que preguntarse cuáles son las condiciones que tiene que haber a nivel nacional y en cada una de las provincias para que vuelvan las clases, presenciales. Para una vuelta cuidada porque nuestros compañeros no están diciendo que no hay que volver a la presencialidad, lo que están diciendo es que tiene que haber condiciones de trabajo”, reclamó.

Con respecto a la  vacunación para docentes dijo que va a estar disponible en corto plazo y de forma gradual. “Vamos a tener una reunión específica para conocer un cronograma”, adelantó y contó que en el mes de diciembre hubo una reunión con referentes de la Provincia donde se plantearon dudas y se consultó a los funcionarios cómo sería la logística para la vacunación de los maestros.

“Esto una vez que tengamos un cronograma debe hacerse en cada jurisdicción. Nosotros los docentes estamos entre los grupos prioritarios. La vacunación es imprescindible entendiendo la movilidad de los docentes que trabajan con muchos grupos y varias y en muchas escuelas y tienen que trasladarse en trasporte público. Vamos a tener más precisiones en las próximas semanas” explicó desde su rol de secretaria general de CTERA, en cuanto a la vacunación en cada una de los distritos del país.

Alesso, de Amsafe y CTERA
Alesso, de Amsafe y CTERA

 

El descargo contra los dichos de Patricia Bullrrich

Tando Sadop como Amsafé le contestaron de manera vehemente a la referente de Cambiemos, Patricia Bullrrich, quien dijo este martes en un programa televisivo que los alumnos deben regresar lo antes posible a las aulas y apuntó contra los sindicatos del sector educativo que, justamente, solicitan mejores condiciones de salubridad y sostienen que hay que convocar a los gremios a discutir, no hacer declaraciones marketineras.

Respecto del reemplazo de docentes propuesto por la Presidenta del PRO Patricia Bullrrich ambos dirigentes no guardaron palabras para responderle la chicana de la ex ministra de seguridad del gobierno de Mauricio Macri.

“El PRO tiene un fetiche con reemplazar docentes con voluntarios. Ya lo trato de hacer Vidal en su gobernación y fue el fracaso más rotundo de la historia de las políticas educativas docentes en Argentina. Demuestra la ignorancia de algunos sectores de la política respecto de la escuela. A clases se va a volver sobre la base de consensos sociales no de bravuconadas o amenazas”, opinó Lucero.

Y señaló que los mensajes violentos de algunos dirigentes políticos no ayudan en nada e incitan a grupos de padres “organizados” por ellos a ser agresivos. Mucho de esto se ve en publicidades y redes sociales. “La violencia y las amenazas no ayudan a recomponer un sistema educativo golpeado por la pandemia que necesita del trabajo conjunto de la docencia y las familias. Ojalá que esos grupos de padres organizados  se sigan preocupando por la por la educación cuando la pandemia pase”, advirtió.

En tanto, Alesso no se quedó con las ganas y fue al hueso: “Con esa política antisindical de denostar a la educación y a los maestros perdieron las elecciones, A Patricia Bullrrich todavía le estamos preguntando qué pasó con Santiago Maldonado. Creo que contestarle a Patricia Bullrrich no tiene sentido porque es contestarle a personajes de un gobierno que, no sólo castigaron a la docencia, sino a la educación en su conjunto”.

“No hay que olvidarse de la frase de caer en la escuela pública y para qué más universidades si los pobres no estudian; el desfinanciamiento, el no cumplimiento de la paritaria, el cierre de las orquestas y coros infantiles, el quitarle a los chicos el Conectar Igualdad. La ex ministra además espiaba y proseguía a los docentes”, disparó en el final, sobre la política educativa macrista.