La cuerda se sigue estirando entre el gobierno provincial y el gremio docente Amsafe por la discusión acerca del retorno a clases bajo un modelo especial de presencialidad para las dos semanas que restan del ciclo lectivo 2020. Mientras, el gremio lanzó un paro de 24 horas como rechazo, entendiendo que no están dadas las condiciones de sanitarias ni edilicias de muchos colegios, el ministerio de Educación responde con una planilla con los números de la inversión en infraestructura y alimentos.

En conferencia de prensa, la ministra del área, Adriana Cantero, expone una grilla con las inversiones realizadas tras los cuestionamientos de Amsafe respecto a algunas escuelas en donde los baños no están terminados, no se realizó desmalezamiento y hasta carecen de agua. Además, cuestionaron que hay atrasos en los bolsones alimentarios. 

El ministerio dijo que existen condiciones sanitarias y que las definió la cartera de Salud. Luego,  la ministra Cantera explicó que, desde abril a noviembre, hubo erogaciones por $3.756.000.000 entre módulo alimentario, vigilancia adicional, infraestructura y equipamiento, gastos de funcionamiento, plataforma virtual, kit vuelta a clases, cuadernillos, y demás ítems. 

 

"Hemos distribuido fondos para habilitar lavamanos en todos los establecimientos, y seguimos en cuestiones edilicias. Estos establecimiento son los mismos con los que dieron clases adentro con los alumnos hasta el 15 de marzo. Entonces se supone que estamos en condiciones de hacerlo en pequeños grupos", sostuvo en conferencia Cantero.

En tanto, un 30% de los 200 colegios privados de la ciudad abrieron sus puertas para realizar pequeños encuentros "para fortalecer el vínculo antes de las vacaciones".