La nueva función que trae la versión de escritorio de WhatsApp permite personalizar la experiencia y hacer más colorida. El paso a paso para modificar la gama de colores con que se visualiza la pantalla es sencillo, no requiere extensiones, y permite variar un poco a todos aquellos que ya se hayan agotado del modo predeterminado.

Mientras que en los teléfonos celulares es posible cambiar la pantalla de fondo con colores e incluso nuestras imágenes favoritas, en la versión web de la app se presenta una única forma de modificarlo: 28 diferentes colores sólidos.

Es así que la pantalla de WhatsApp Web podrá aparecer con colores como amarillo, rosado, celeste, azul, entre otros tantos. Aún no permite añadir fotografías, como en la versión móvil. Al elegir un color, este se plasmará automáticamente en todas las conversaciones ya que no es posible , no puedes personalizar cada una de estas.

Para hacerlo sólo se debe ir hacia “Menú”, el que está señalado con tres puntos verticales en la barra de la izquierda, sobre la conversaciones, hacer clic en “Configuración”, elegir la opción “Fondo de pantalla” y simplemente seleccionar uno de los 28 colores disponibles.

 

Algunos de los colores disponibles para seleccionar como fondo de pantalla.
Algunos de los colores disponibles para seleccionar como fondo de pantalla.

 

La única variedad que tiene esta forma de cambiar el fondo es que puedes tenerlo en colores sólidos o con los clásicos dibujos de fondo de WhatsApp. Para lograr esto último deberás activar la casilla que dice “Añadir WhatsApp Doodles”, esta se encuentra al inicio del menú de la opción “Fondo de pantalla”.