Instagram anunció dos nuevas funciones con las que quiere robarle más protagonismo a Snapchat. Si ya con la función Stories hizo daño a la aplicación de mensajería, cuyo crecimiento se ha visto frenado, ahora lanza dos nuevas herramientas con las que estrecha aún más el cerco en torno a Snapchat. Pero también busca comerle terreno a Periscope, propiedad de Twitter.

La primera función es la de emisión de videos en directo, que se integra en Stories. Esta opción permite, al igual que Periscope o Facebook Live, emitir videos en vivo. Aunque a diferencia de lo que sucede con esas otras dos herramientas, los audiovisuales desaparecen una vez que son emitidos y no se pueden difundir en otras redes sociales. Estas emisiones pueden durar hasta una hora.

Existirá un apartado llamado Explora con el que cualquier usuario podrá buscar videos que se estén emitiendo en directo a través de la nueva función. Esta característica se implantará en todo el mundo en las próximas semanas.

La otra nueva función potencia el rol como aplicación de mensajería de Instagram: ahora permite mandar fotos y videos a un usuario, o un grupo, que desaparecen una vez que son visionados. Algo importante es que Instagram informará si el usuario que ha recibido la imagen la ha visto y ha realizado una captura de pantalla.

Una función que también integra Snapchat, aunque existen diversos métodos para evitarla y seguramente aparecerán técnicas similares en este caso.