Una pequeña máquina logra hacer tatuajes en apenas unos segundos. Se llama Prinker y las impresiones que realiza sobre la piel son temporarias y le permite al suuario elegir en tre miles de gráficos e incluso diseñar los propios a través de una app.  

No es más que una pequeña impresora, pero con las prestaciones particulares del caso. En apenas tres segundos estampa tatuajes en la piel. Los tatuajes están hechos con productos cosméticos autorizados, según se remarca en la página, y son resistentes al agua y el jabón.

Sin embargo, no todas son buenas. Es que los diseños apenas duran tres días y tampoco tiene mucha variedad de colores. Negro, blanco, rojo, azul y amarillo, son todas las opciones.

El precio no está anunciando en la página y quienes estén interesados en el producto tienen que contactar a la compañía a través de su web oficial y pedir una cotización.