Se hará esperar pero promete mucho. Pokémon Go adelantó que lanzará un paquete de datos que traería consigo muchísimos cambios importantes como la incorporación de batallas entre jugadores, junto con la posibilidad de intercambiar Pokémon con otros entrenadores.

Tras el éxito de lanzamiento (más de 500 millones de descargas en apenas dos meses de vida), Niantic fue lanzando nuevas actualizaciones que lograron atrapar a sus usuarios. Aunque, esta vez, la apuesta es cambiar por completo la forma de jugar al Pokémon Go.

Los más optimistas están convencidos de que la actualización llegará a partir del próximo mes de diciembre, pero tampoco parece extraño que su llegada se alargara un poco más en el tiempo.

El nuevo sistema permitirá a los entrenadores intercambiar Pokémon, ya sean los de la primera o segunda generación. También podría incluirse un Legendary Pokemon, probablemente Tyranitor, con un poder de combate máximo de 3654 y un fichaje de primera línea para las batallas de cualquier jugador.

Los más optimistas están convencidos de que la actualización llegará a partir del próximo mes.
Los más optimistas están convencidos de que la actualización llegará a partir del próximo mes.

Además, Niantic estaría interesada en añadir al juego los bebés Pokémon. Según los rumores, en lugar de incubar huevos, los jugadores recibirían un bebé Pokémon y tendrían que evolucionarlo. Se habla de la posibilidad de que aparezcan por ahí Pichu (Pikachu), Cleffa (Clefairi), Magby (Magmar), Smoochum (Jynx), Igglybuff (Jygglypuff), Elekid (Electabuzz) y Tyrogue, con potencial para evolucionar a Hitmonlee, Hitmonchan o Hitmontop.

A todo esto, hay que añadir que la desarrolladora de Pokémon GO también tendría entre manos el nuevo sistema de recompensas diarias, por el que los usuarios podrían recibir determinados bonus por hacer acciones rutinarias (como por ejemplo cazar un Pokémon al día, o siete por semana) y que motivaría a los entrenadores a seguir participando del vicio de cazar estos bichitos.